Artículos, consejos y cositas varias para ti que eres interiorista o decorador y quieres saber algo más sobre diseño gráfico o branding, y cómo aplicarlo en tu estudio para atraer a tu cliente ideal y posicionarte en el sector

Para qué necesitas tener varias versiones de tu logo de diseño de interiores. Y cómo harán que tu marca tenga una imagen profesional

por | May 31, 2022

Si tienes varias versiones de tu logo de diseño de interiores, tendrás las herramientas necesarias para que tu marca se vea profesional allá donde vaya. Evitará que te encuentres en situaciones donde no se adapte bien al formato donde debe ir ubicado, evitarás que se deforme o que se convierta en una masa de color que no se entienda porque tendrás una opción para cada lugar y momento.

Además, tendrás opciones para jugar con él y crear elementos decorativos de apoyo que enriquecerán la imagen visual de tu marca haciendo que sea fácil de recordar y se quede en la mente de quien lo vea para que acudan a ti cuando necesiten un profesional del diseño de interiores. 

Es importante que tu marca sea coherente, tenga un aspecto profesional y para ello tu logo de diseño de interiores no debe aparecer deformado, pixelado, borroso o con otros colores que no sean los corporativos.

Te cuento cuáles son las versiones principales que deberías tener de tu logo de interiorismo para que te ayude a dar esa imagen profesional a tu estudio:

 

El logotipo principal

Como dice su nombre, será la cabeza visible de tu marca, el que contiene más información y que representa a tu estudio de interiorismo de la manera más completa. Y como tal, deberás utilizarlo en la mayor parte de los casos a la hora de representar a tu marca. Solamente evita utilizarlo en estos casos concretos:

  • Si el formato no permite situarlo en un espacio determinado sin deformarlo. Por ejemplo, si es muy alargado, y tiene que ir en un espacio cuadrado (¡nunca lo deformes!). Deberías tener un logo secundario más cuadrado para emplear en estos casos.
  • Si va a estar en un tamaño muy reducido dificultando su lectura, en ese caso debes usar el pictograma o la versión secundaria si se adapta bien.
  • Si va a ir en un soporte que no admite colores, y va a ser publicado en blanco y negro o en escala de grises. – En ese caso debes usar la versión en blanco y negro
  • Si va a ir situado sobre un fondo de color o estampado – Lo mejor será usar la versión en negativo.

El logotipo con tagline

El logotipo principal puede ir acompañado de una tagline o frase, de la fecha de creación de la empresa, o incluso de un lema.
No es obligatorio. Hay marcas que incluyen el tagline en su logo principal, y no tienen versiones sin él; y otras prefieren, por sus necesidades, tener una versión de cada.

El logotipo secundario

Será una versión resumida del principal y te servirá para usarlo en las ocasiones en las que no es aconsejable utilizar el primero. Generalmente, tiene un formato diferente al principal, puede ser más alargado o más cuadrado, para cubrir todas las opciones de uso que puedan surgir. Y en ocasiones contiene menos texto para adaptarse mejor a tamaños pequeños.

Versiones de un logotipo

El pictograma, brandmark, icono o isotipo

Es una versión del logo en la que solo se muestra la parte gráfica, sin texto. Sería el icono representativo de la marca. Se suele utilizar para pequeños formatos o a modo decorativo.

Algunos de los usos más comunes son:

 

  • Para los sellos tampográficos
  • Como elemento decorativo por sí solo o para crear estampados.
  • Para el favicon de tu web (el pequeño iconito que sale en la pestaña del navegador).
  • Como representación visual resumida para múltiples usos (embalajes, precintos, fondos de pantalla, marca de agua para las fotos, etc.).
  • Como imagen de perfil o avatar en redes sociales.

Cada marca de decoración o de diseño de interiores es única y diferente, y su logo también debe serlo

La versión en blanco y negro

Habrá ocasiones en las que necesites reproducir el logo en un soporte donde no se pueden utilizar colores, y donde por obligación debe ir en blanco y negro. Por ejemplo, si saliera en un periódico. En ese caso deberás tener una versión diseñada especialmente para ello. Ya que, si por ejemplo, lleva colores muy similares o degradados, puede que, al pasarlo a escala de grises de forma automática, no funcione bien o se convierta en una masa negra y deje de leerse.

Para evitarlo se diseña una versión en blanco y negro donde se cuida que el aspecto sin color sea el más adecuado respetando la esencia del logo.

La versión del logo en negativo

Igual de importante que los anteriores es tener un logotipo para utilizar sobre fondos de color. Es decir, como debe ser la versión en negativo (en color blanco). Puedes encontrarte en una situación en la que tengas que colocar tu logo de diseño de interiores sobre un fondo plano de color o incluso sobre una imagen o un estampado. En este caso debes tener muy claro qué versión emplear para que contraste y evitar que se pierda en el fondo.

Para estas ocasiones se crea una versión en negativo, es decir, el logo en color blanco. Se diseña teniendo en cuenta que se lea bien y no se pierdan detalles o elementos al situarse sobre fondos de color.

Estas serían las versiones básicas de un logo de diseño de interiores genérico al uso. Pero cada marca es un mundo y hay ocasiones en las que se puede jugar con las diferentes versiones dependiendo de los usos concretos del negocio e incluso hacer alguna más. Pero te aconsejo que siempre tengas estas cinco muy presentes porque te ayudarán en el día a día y conseguirán que tu estudio se vea profesional, tenga una imagen coherente y se quede en la memoria.

 Si necesitas conocer los beneficios de tener un logo de diseño de interiores profesional te invito a leer este artículo

¿Tu logo de diseño de interiores tiene todas las versiones que necesitas para que se vea profesional?

You have Successfully Subscribed!