Cómo ganar seguridad para destacar en el mundo del interiorismo

Cómo ganar seguridad para destacar en el mundo del interiorismo

Interiorista ganando confianza y seguridad en su negocio de diseño de interiores

La Falta de Seguridad en los Interioristas

Si ahora te digo, que yo calculo, que al 90% de los interioristas que tienen su propio estudio y llevan menos de 5-7 años con su negocio les falta seguridad y confianza, seguramente me digas que ese no es tu caso.

Porque todos pensamos que tenemos mucha seguridad en nosotros mismos, que eso solo les pasa a otros. Y solo nos damos cuenta de que nos falta cuando hemos evolucionado, hemos ganado esa seguridad y miramos hacia atrás y somos conscientes de que era verdad, y nos faltaba mucha confianza , principalmente en nosotras mismas, aunque antes no nos habíamos percatado hasta que lo hemos visto con el paso del tiempo y con otra perspectiva.

Por eso quiero con este artículo intentar ayudarte a ganar esa perspectiva sin tener que esperar mucho tiempo para ello. Porque estas cosas siempre lo ven los demás desde fuera, pero nosotros somos incapaces de verlo o nos damos cuenta demasiado tarde por nuestros propios medios.

Puedes seguir leyendo o puedes escuchar este artículo completo en el episodio_07 de mi podcast ‘Brandiorismo‘, el podcast para interioristas y decoradores.

1_ Identifica si te falta  Confianza y seguridad

¿Cómo saber si te falta seguridad? Aquí tienes algunas preguntas que te ayudarán a identificarlo:

  • ¿Dudas cada vez que tienes que preparar un presupuesto?
  • ¿Temes que tus precios sean más altos que los de la competencia y por eso los bajas?
  • ¿No eres capaz de decir no a proyectos que no encajan contigo?
  • ¿Postergas decisiones importantes poniendo excusas?
  • ¿Te da miedo mostrar tu trabajo en redes sociales porque piensas que no es lo suficientemente bueno?
  • ¿Te sientes insegura al preparar contenido para tu web o redes sociales?

Si respondiste sí a la mayoría de estas preguntas, es posible que tengas un problema de seguridad y confianza.

2_ Estrategias para Estudios de Diseño de Interiores: Pasos para Ganar Confianza y Seguridad

No te preocupes, no estás sola. Somos muchas emprendedoras del sector creativo las que hemos pasado por este lugar y que en algún momento hemos respondido esas preguntas de forma afirmativa. Por eso te he preparado un pequeño ejercicio para ayudarte a ganar confianza para interioristas con tu estudio de diseño de interiores:

2.A_ Haz una lista de todas las formaciones y cursos que has realizado

Incluye todo, desde la carrera universitaria hasta los cursos online gratuitos y cualquier otra formación que te haya enriquecido.
Pero no te olvides nada, ni el cursito aquel online gratuito que encontraste por internet, ni de la carrera que estudiaste aunque no tenía nada que ver con el interiorismo o la decoración, ni de las clases de ballet a las que acudías todas las tardes después del cole. No te olvides de nada que te haya servido para formarte profesional o personalmente.

2.B_ Escribe por qué decidiste montar tu propio negocio

Vuelve a conectar con esos sueños y deseos que te impulsaron a crear tu estudio. ¿Por qué decidiste emprender y crear tu propio negocio, tu propio estudio de diseño de interiores o de decoración?

Escríbelo. Escribe tus sueños, tus deseos. Recuerda esas ganas y esa emoción y apunta todos los detalles. Esos sentimientos que te impulsaron deben aparecer subrayados y en mayúscula.

2.C_ Identifica qué hace especiales a tus proyectos

¿Qué hace a tus proyectos de interiorismo especiales? ¿Qué halagan tus clientes? 

Puede que sea algo técnico, que seas la reina de la iluminación, que veas los problemas antes de que se presenten, o puede que tu trato con el cliente sea tan cercano que la gente se sienta contigo como en familia y se conviertan en grandes amigos. Escríbelo y desarrolla la idea en profundidad, no te quedes en la superficie, piensa un poco más allá por qué y cómo lo haces. ¿Qué haces mejor que nadie?

3_ Valora tu Potencial como interiorista

Ahora, mira bien esa lista.

¿Te das cuenta de todo ese potencial que tienes y que se te olvida cuando te pones a preparar presupuestos o cuando decides bajar un precio?

No estás valorando todo lo que has apuntado en ese papel cuando presupuestas por debajo, ni cuando dudas de subir esas fotos del último proyecto a tu web o a tus redes.

No te estás valorando cuando dices que sí a ese proyecto que no va contigo, que sabes que te dará problemas, pero tu lado racional piensa que necesitas facturar.

No te estás valorando cuando te centras en mirar lo que hace tu competencia y piensas que tus precios deben ser como los suyos.

Necesitas ponerte esa lista que acabas de hacer delante del ordenador, o como fondo de pantalla, y empezar a darte cuenta de que detrás de tu nombre profesional, del nombre de tu estudio, hay mucho valor y que debes reflejarlo tanto en tus precios, como en tus decisiones, en tu comunicación y en la imagen visual que muestras en tu web, en tus emails y en tus redes, en tu logo y en tus fotos corporativas.

Pues, esto que te acabo de contar y que acabas de analizar así por encima en unos minutos es tu diferenciación y el núcleo de tu marca personal.

Necesitas profundizar y definir tu diferenciación, porque va a ser la brújula que te guíe y que te haga ganar confianza y seguridad en ti misma, para que tengas mayor paz mental.

Porque con seguridad en ti misma vas a ser capaz de contarle al mundo que tú eres una interiorista diferente que hace algo distinto de una forma especial. Y que por esas razones que te avalan y que has escrito en ese papel tus tarifas se han elevado y puedes decir que no a clientes que sabes que no están alineados contigo sin miedo a quedarte sin trabajo.

Tu diferenciación y el núcleo de tu marca personal son lo que te harán destacar

y ganar la confianza que necesitas.

4_ Define tu Diferenciación como interiorista o decoradora

 

Esto que te acabo de contar y que acabas de analizar es tu diferenciación y el núcleo de tu marca personal. Necesitas profundizar y definir tu diferenciación, porque va a ser la brújula que te guíe y te haga ganar confianza y seguridad en ti misma, para que tengas mayor paz mental.

Porque con seguridad en ti misma, vas a ser capaz de contarle al mundo que eres una interiorista diferente que hace algo distinto de una forma especial. Y por esas razones que te avalan y que has escrito en ese papel, tus tarifas se han elevado y puedes decir que no a clientes que sabes que no están alineados contigo sin miedo a quedarte sin trabajo.

Si quieres saber el paso a paso para definir tu Marca personal de interiorismo o decoración, te recomiendo que leas este otro artículo: CÓMO DEFINIR TU MARCA PERSONAL COMO DECORADORA DE INTERIORES

5_ La Importancia de la Marca Personal en interiorismo

 

Trabajar tu diferenciación es trabajar en tu marca personal. Y tu marca personal no es tener tu nombre como nombre de tu estudio, ni diseñar un logo que te represente, ni tener un feed de Instagram donde aparezcan fotos tuyas. Tu marca personal es la estrategia que te ayudará a tomar decisiones y a ganar confianza para interioristas con tu negocio.

 

Tu marca personal es la estrategia que te ayudará a tomar decisiones y a ganar seguridad con tu negocio.

Tu marca personal son los cimientos de tu negocio, es la estrategia que te ayuda a saber por dónde tirar y que acciones tomar, es donde está definida tu diferenciación y es la base que va a ayudarte a ganar seguridad con tu negocio.

También te digo que tener una estrategia de marca no es magia. No vas a conseguir tener la autoestima que te falta, ni vas a ser capaz de atreverte a hacer todo eso que siempre has ido postergando en tu vida. No es terapia, pero es la mejor herramienta para ser consciente de tu potencial profesional, ganar seguridad con tu negocio, la forma de tener una hoja de ruta para tu negocio y de empezar a tomar acción en consonancia con tu esencia y para poder llegar a conseguir ese estudio que te imaginaste cuando decidiste emprender.

Así que si te has sentido identificada yo te recomiendo que trabajes tu marca personal, y más en concreto que empieces por tu diferenciación.

 

Descarga mi guía gratuita aquí para definir la base de tu diferenciación en dos sencillos pasos. Estos son los primeros pasos que trabajo de forma personalizada con las interioristas que participan en mi Programa individual de Marca Personal Ensō.

Y si ya has rellenado la guía y quieres profundizar en tu diferenciación con alguien que te guíe en el proceso, reserva una videollamada conmigo para ver cómo puedo ayudarte a trabajar en profundidad tu diferenciación y tu marca personal.

¿Necesitas ayuda para definir la marca personal y la diferenciaicón de tu estudio de interiorismo?

Escríbeme o agenda una videollamada de contacto gratuita conmigo y te cuento cómo podría ayudarte a definir tu estrategia de marca personal para hacer crecer tu estudio de interiorismo.

Cómo hacer crecer tu estudio de interiorismo o decoración gracias a tu misión

Cómo hacer crecer tu estudio de interiorismo o decoración gracias a tu misión

Representación del crecimiento y éxito en el estudio de interiorismo

La Importancia de una Misión Definida en el Éxito de tu Estudio de Interiorismo

 

¿Estás listo para transformar tu estudio de interiorismo o decoración en un negocio próspero, que no se estanque y que crezca con el tiempo? Para conseguirlo no basta con tener talento y habilidades técnicas; la clave del éxito radica en algo mucho más profundo y poderoso: tu misión.

Al igual que las carpas koi, que nadan valientemente contra la corriente para alcanzar sus metas, tu estudio necesita una misión clara y fuerte que guíe cada decisión y estrategia. En este artículo, te cuento cómo tener una misión bien definida no solo te va a ayudar a dirigir tu estudio de diseño de interiores, sino que también te va a ayudar a superar los obstáculos y destacar en un sector tan competitivo como es el del interiorismo y la decoración de interiores.

Puedes seguir leyendo o puedes escuchar este artículo completo en el episodio_06 de mi podcast ‘Brandiorismo‘, el podcast para interioristas y decoradores.

1_ Las carpas Koi: una lección de perseverancia

 Hoy quería comenzar con una leyenda japonesa que ilustra cómo puedes hacer crecer tu estudio de interiorismo o decoración.

Hace mucho tiempo, en un pasado lejano, se vio un gran banco de carpas koi dirigiéndose río arriba contra corriente. La lucha que mantenían para seguir su camino era dura, pero no desistían en su empeño.

En una zona del río más abrupta tuvieron que parar al encontrarse con una catarata que les impedía el paso. El dilema sobre si seguir o no, hizo que la mayoría de las carpas se diesen por vencidas, dejándose llevar por la fuerza del río para poder descansar del enorme trabajo que habían realizado, pero varias carpas decidieron continuar e al intentar superar la catarata.

El estruendoso ruido que hacían al intentarlo hizo que los demonios cercanos se acercasen y decidiesen hacerles un poco más difícil su misión, aumentando la altura de las cataratas.

La perseverancia y fuerza de estos peces hizo que no se rindiesen y continuaron intentándolo durante los siguientes 100 años.

Los demonios no podían imaginar que estos animales fuesen tan testarudos, por lo que empezaron a cansarse de este juego. Y justo en ese momento, una de las carpas consiguió dar un gran salto por encima del agua y pasar la última catarata.

El paso de esta catarata, conocida como la puerta del dragón, hizo que esta pequeña carpa fuese recompensada y convertida en un dragón celestial.

Desde entonces, las carpas koi simbolizan la fuerza y perseverancia, la paciencia y la longevidad.

2_ Cómo la aplicando la perseverancia de las Carpas Koi puedes impulsar el Éxito de tu estudio de Diseño de Interiores

 ¿Por qué te cuento esta leyenda? Porque refleja la importancia de definir una misión clara para tu estudio de interiorismo o decoración.Quiero que seas consciente de que cuando tienes un objetivo claro, al igual que la carpa Koi, tienes la capacidad de superar cualquier obstáculo que se interponga en tu camino.Habrá muchos otros que se rendirán o que simplemente se dejarán llevar por la corriente desanimados. Pero si persistes conseguirás convertirte en ese dragón.Lo mismo ocurre con tu estudio de diseño de interiores o con tu negocio de decoración: necesitas un objetivo que más allá de ganar dinero.¿Para qué haces lo que haces? ¿Para qué has decidido emprender y montar tu propio estudio de interiorismo o decoración? ¿Cómo vas a ayudar a los demás con tu conocimiento y con ese superpoder que tienes y tu forma única de hacer las cosas?Las carpas koi tienen claro su objetivo, llegar al final del río, porque la leyenda cuenta que al final se encuentra un mar donde los peces pueden nadar libremente.¿Y el tuyo cuál es? ¿Cuál es tu objetivo para poder superar la corriente y llegar a ese mar de tranquilidad?Ese objetivo son Tu Visión y Tu Misión de marca.

2.A_ Lecciones de las Carpas Koi para Definir la Misión de tu estudio de diseño de interiores

 

Al igual que las carpas, te vas a encontrar en tu travesía emprendiendo, con épocas tranquilas, pero también con zonas embarradas, con cascadas, con corrientes inesperadas, con tormentas, …

Pero, si tienes claro tu objetivo no solo podrás superarlas porque te centrarás en el objetivo y no en el problema del momento, sino que también te guiarán a encontrar soluciones a esos obstáculos y a no despistarte por el camino con cosas muy atractivas que se vayan cruzando que te puedan desviar de tu ruta y te van a llevar por otro camino distinto al que tú decidiste al emprender. 

Si tienes clara tu misión y tu visión de marca lo conseguirás.

 Al igual que las carpas koi que no cesan en su empeño por alcanzar la cima de la cascada, definir la misión para tu estudio de interiorismo debe ser la fuerza impulsora que guíe cada decisión y estrategia. Una misión clara actúa como tu brújula interna, ayudándote a navegar a través de desafíos y tomar decisiones complicadas, asegurando que cada paso contribuye a hacer crecer tu estudio de interiorismo.

Si quieres leer un poco más sobre cómo definir la Visión y la Misión para tu estudio de interiorismo, te recomiendo el artículo: INTERIORISMO Y DECORACIÓN: PRIMEROS PASOS PARA TRABAJAR EL BRANDING DE TU ESTUDIO DE DISEÑO

Tu misión debe ser más grande que tus miedos para que puedas avanzar y cumplir tus sueños

3_ Cómo Definir la Misión de Tu Estudio de Interiorismo

Te hablo de tu misión de marca, a la misión que quieres conseguir con tu negocio, que al final debe ser más grande que tus miedos para que puedas avanzar. A ese objetivo que tienes con tu emprendimiento, a ese sueño que te impulsa.

Definir tu misión es un paso crucial que requiere reflexión y honestidad.

3.A_ Cómo Definir una Misión que Resuene con Tu Marca de interiorismo

 

Piensa en esa razón por la que haces lo que haces y cómo tú contribuyes a ayudar a los demás con tu talento y con ese algo especial que te diferencia del resto de profesionales.

Te pongo mi propio ejemplo. Yo cuando hace cuatro años decidí dar una vuelta a mi negocio y pasar de crear identidades visuales para cualquiera y pasé a especializarme en el sector del interiorismo y la decoración, uno de los primeros pasos que hice fue definir misión como la misión de mi emprendimiento y de mi negocio. Y me pregunté a mí misma: ¿por qué hago lo que hago? ¿Por qué he decidido cambiar el rumbo de negocio? ¿Cómo puedo ayudar de la mejor manera a los demás con lo que yo sé y con lo que mejor se me da?

Y me di cuenta de que la respuesta no era diseñar logotipos a cualquier precio y a cualquier persona que se pusiera en contacto conmigo, sino que gracias a este tipo de preguntas me pude centrar y definir qué era lo que yo quería en realidad conseguir teniendo un negocio, y que no iba a conseguir trabajando para otras personas. Yo lo que quería era ayudar, ¿pero cómo quería ayudar?

Yo quería ayudar a diferenciarse a otros emprendedores con lo que mejor se me daba a mí, con mi conocimiento, con el branding, con mi experiencia, pero además con mi conocimiento sobre marca personal, para que esas personas que tenían un emprendimiento supieran cómo destacar y cómo empezar a posicionar y no tener que preocuparse por la competencia. Esta descubrí que era misión.

Mi misión no era sentarme de un ordenador todos los días 12 -14h e ir sacando un proyecto tras otro sin orden ni concierto, que es lo que hacía hasta entonces. Me di cuenta de que mi misión era ayudar a otros emprendedores y más concretamente a interioristas y decoradoras con su branding, con su marca personal, para que supieran cómo diferenciarse y cómo destacar para al final poder avanzar y no quedarse estancados con su marca. Definir esta frase, me ayudó a saber cuál era mi potencial, me ayudó a poder al final disfrutar de mi trabajo y tener una guía, tener un faro hacia el que dirigirme.

 

Si consigues definir bien y tener muy clara tu misión, la misión de tu estudio, te va a ayudar no solo a tener ese faro, a poder crear tu estrategia y tu hoja de ruta, si no además te va a ayudar a empatizar con el público y con esos posibles clientes. Así que quiero invitarte a reflexionar.

Piensa cuál es tu misión, cuál es el para qué de tu marca más allá de ganar dinero, y cómo contribuyes a ayudar a los demás con tu talento, con tu conocimiento y con todas esas cosas que te caracterizan, más allá de tu conocimiento y de lo que has aprendido en cursos, máster, posgrados. Porque tú, tu marca y tu negocio es mucho más que esa parte teórica que has aprendido.

Es tu forma de hacer las cosas, es tu forma de ver la vida, es cómo quieres llegar y cuál es tu propósito de vida y de negocio, qué te caracteriza como persona, qué te diferencia, cómo quieres ayudar a los demás con tu talento y no solo con tu conocimiento.

Si quieres saber el paso a paso para definir tu misión te recomiendo que leas este otro artículo o que escuches este episodio de mi podcast: INTERIORISMO Y DECORACIÓN: PRIMEROS PASOS PARA TRABAJAR EL BRANDING DE TU ESTUDIO DE DISEÑO

¿Te gustaría conocer más consejos para saber cómo mejorar tu estudio de interiorismo? Escucha mi podcast ‘Brandiorismo’, un podcast para interioristas y decoradores.

4_ El impacto de tener una Misión definida en Tu Estudio de Decoración e Interiorismo

4.A_ Cómo implementar tu Misión en las acciones diarias de Tu Estudio de Interiorismo

 

Si ya has definido esa misión y la tienes más clara, piensa si esa misión que has escrito estás reflejándola en el día a día de tu estudio, en tus servicios y en tus acciones como profesional.

¿Esa misión se ve reflejada en las conversaciones que tienes con tus clientes, se ve reflejada en tu web, en sus textos, en el diseño, se ve reflejada en el contenido que creas para redes sociales o para tu blog?

¿E incluso se ve reflejada esa misión en tus propuestas y en tus presupuestos?

Porque, si no está siendo así, yo te recomiendo que reflexiones y que empieces poquito a poco a hacer que todo lo que tiene que ver con tu marca, todo lo que tiene que ver con tu comunicación, con tu marketing, con tu visibilidad, empiece a reflejar esa misión que solo tú tienes y que no va a tener nadie más.

4.B_ El Riesgo de Olvidar Tu Misión

 

Si dejas esa misión olvidada o en el fondo del cajón, al final te sentirás estancada, te sentirás que no sabes por qué estás haciendo lo que estás haciendo y perderás la esencia por la que creaste tu negocio y decidiste emprender. Así que recuerda, cuando tengas tu misión clara, bien definida, escríbela, ponte la bien cerca donde la puedas ver todos los días y no se te olvide que esa es la guía que va a guiar, nunca mejor dicho, tu negocio y todas tus acciones como marca

Si tu emprendimiento o tu estudio se deja llevar por el día a día, por las necesidades de tus clientes y te olvidas de esa misión, al final no vas a conseguir crecer como te gustaría y como te habías propuesto en un principio.

Tienes que tener clientes, sí, tienes que responder emails, tienes que preparar presupuestos, pero no se te olvide que todas esas acciones en el fondo tienen que llevar una pincelada en la que se vea tu misión como marca porque es tu esencia y el porqué de la existencia de tu estudio de interiorismo o decoración.

Porque si olvidas tu Misión, te vas a atascar, te vas a perder, vas a terminar estresada y no vas a conseguir avanzar todo lo que quieres con tu negocio.

Y lo peor de todo es que además no vas a disfrutar de tu trabajo, va a convertirse en algo mecánico y la razón por la que emprendiste y fuiste valiente y montaste tu propio negocio, al final se va a diluir y se va a quedar abajo del todo en el montón de cosas por hacer.

Si tu misión se ha quedado de lado, y estás metida en esa vorágine del día a día, de las cosas por hacer, de las listas, de la agenda, de las necesidades de tus clientes y te has olvidado de eso que te llevó a emprender y a montar tu propio estudio de diseño de interiores, piensa en esa razón por la que emprendiste y escríbela en papel.

Porque estás aquí leyendo este artículo porque quieres tener un negocio de interiorismo o de decoración rentable, quieres disfrutar de tu trabajo como interiorista, como decoradora, eres una persona creativa y quieres ayudar al mundo con tu talento y con tu conocimiento.

Y si no transmites todo eso a través de todas tus acciones, no vas a conseguir conectar con tu cliente y, en consecuencia, no vas a conseguir vender. Recuerda que las personas no compran lo que haces, sino el porqué y cómo lo haces. Y justo en tu misión está la esencia de esta frase que te acabo decir.

Recuerda que las personas no compran lo que haces, sino el por qué y cómo lo haces

4.C_ Evaluando y Ajustando Tu Misión

Sí sientes que ahora mismo estás estancada, que te comen las tareas por hacer, que estás estresada, que solamente trabajas para tus clientes, que no sabes ya por dónde tirar para trabajar menos horas y tener algo de tiempo libre: siéntate, saca media hora, coge papel y lápiz, define tu misión, redefine o recuerda cuál era la misión cuando empezaste a emprender.

Incluso puede ser que haya cambiado, que haya evolucionado con el tiempo y que después de haber trabajado en varios proyectos y con diferentes clientes de interiorismo hayas visto que tu misión es un poco diferente y quieres llegar un paso más allá. Pero siéntate, escríbela y cuando lo tengas clara, piensa cómo puedes transportar esa misión en todas las acciones que hagas con tu marca.

De esa manera vas a conectar con esos posibles clientes y les vas a ayudar a pensar si tú eres la mejor opción para ellos.

4.D_ Pasos Concretos para Definir y Revisar Tu Misión

Definir y mantener una misión clara es esencial para cualquier estudio de interiorismo o decoración que aspire a crecer de manera sostenida y alineada con sus valores fundamentales. Aquí te ofrezco una serie de pasos prácticos para asegurarte de que tu misión refleje verdaderamente quién eres y hacia dónde quieres dirigir tu negocio.

1. Reflexión Inicial

Piensa en lo que te apasiona del diseño de interiores o decoración, en por qué decidiste dedicarte profesionalmente a ello. Analiza qué aspectos de tu trabajo te llenan de satisfacción y cuáles son los valores que consideras no negociables en tu forma de trabajar.

 

2. Identifica Lo Que Te Diferencia

Pregúntate qué te hace único en comparación con otros estudios. Entender lo que te diferencia te ayudará a crear los cimientos de tu misión.

Puedes definir tu diferenciación descargándote mi guía gratuita “WORKBOOK DE DIFERENCIACIÓN PARA INTERIORISTAS Y DECORADORES“ pinchando en este enlace.

3. Redacta la Misión de tu estudio de diseño de interiores o decoración

Utiliza la información que has recopilado para redactar tu misión de marca. Debe ser clara y concisa. Debe encapsular lo que tu estudio se propone hacer, para quién, y por qué. Asegúrate de que sea inspiradora, realista y alineada con tus valores y objetivos de negocio.

 

4. Alineación con Estrategias y Metas

Finalmente, asegúrate de que todas tus estrategias como marca y de negocio están alineadas con tu misión. Cada acción que tomes debe ser un reflejo de la misión de tu estudio, asolo así conseguirás coherencia y autenticidad.

Conclusión: La Misión Como Clave del Éxito en Diseño de Interiores

 

Hay un proverbio japonés que dice:  Una palabra amable nos ayuda a soportar 3 meses de invierno

Cuando tienes algo que te anima, algo que te impulsa, no sientes el frío y eres capaz de superar cualquier dificultad. Tener un objetivo marcado y saber hacia donde te diriges te ayuda a pasar épocas malas y a no abandonar tu sueño.

Espero que este artículo te haya hecho pensar, y te haya ayudado a reflexionar si estás haciendo lo adecuado para llegar a tu objetivo como interiorista o decoradora, o si estás metida en la rueda del hámster y te estás alejando de tu misión.

¿Te gustaría escuchar más consejos para saber cómo hacer crecer tu estudio de interiorismo? Escucha este episodio completo y muchos otros en mi podcast ‘Brandiorismo’, un podcast para interioristas y decoradores.

¿Necesitas ayuda para definir la estrategia de tu estudio de interiorismo?

Escríbeme o agenda una videollamada de contacto gratuita conmigo y te cuento cómo podría ayudarte a definir tu estrategia de marca personal para hacer crecer tu estudio de interiorismo.

Cómo calcular tus honorarios como interiorista

Cómo calcular tus honorarios como interiorista

Como calcular tus honorarios si eres interiorista

 Hoy vengo con una entrevista que estoy segura de que te va a encantar y te va a ayudar mucho con tu negocio de interiorismo. He entrevistado en mi podcast ‘Brandiorismo’ a Mairena Suárez para que nos cuente cómo debemos calcular nuestros Honorarios como interioristas.

En esta entrevista nos ha contado qué pasos seguir para establecer los honorarios si eres interiorista y tienes tu propio estudio de interiorismo o de decoración. Nos cuenta cómo calcular las tarifas de manera estratégica, cómo valorar tu trabajo como interiorista, y cómo asegurarte de que tu marca refleje adecuadamente esas tarifas y viceversa.

Mairena es mentora de interioristas y formadora, pero además es arquitecta de interiores y tiene su propio estudio de interiorismo hace muchos años. Y me consta que siempre está buscando novedades, tendencias y la manera de optimizarlo todo, ya sea en los espacios que diseña, como con los estudios de interiorismo a los que ayuda con sus mentorías y cursos para diseñadores de interior.

Desde su experiencia ha creado un método propio que se llama Proyecta Duerme y factura para ayudar a otros interioristas a dirigir y a liderar sus propios estudios. Y he tenido el placer de poder entrevistarla.

Puedes seguir leyendo o escuchar la entrevista completa en este episodio de mi podcast ‘Brandiorismo

1_ Cuéntanos, ¿quién eres y a quién ayudas con tus mentorías y con tus cursos?

Pues como has dicho, soy Mairena Suárez, soy arquitecta de interiores desde hace ya bastantes años. Estaba repasando antes de entrar aquí al podcast y son ya 22 años desde que me diplomé por la Universidad Politécnica en Madrid, y empecé a trabajar casi recién salida de la carrera. Pero decidí emprender, como por el 2010, llevo ya 14 años con el estudio.

Así que después de tanto tiempo he tenido errores, he aprendido de ellos, he cambiado cosas, he hecho de todo y lo más importante es que he validado el modelo de negocio que tengo. Con lo cual después de estos 14, casi 15 años estoy como un poco con la tranquilidad de que ya estoy en velocidad de crucero, como digo yo, así que la verdad es que muy contenta.

Mi estudio se dedica sobre todo al interiorismo, un diseño totalmente funcional y real que se adapte a lo que es la vida que tenemos cada una. Al final no es lo mismo diseñar o hacer una distribución, una reforma para una familia con tres hijos que para una persona que se acaba de separar o para una pareja recién emancipados. Porque tienen necesidades totalmente distintas.

Hay reglas, al final el diseño es creatividad, pero el diseño tiene una serie de reglas y de pautas que adaptar a la necesidad de cada individuo, de cada persona que va a vivir esos espacios. Entonces me centro mucho en eso, en ese diseño, en ese interiorismo real, sin obviar por supuesto el tema de la estética y la creatividad.

Me pasa lo mismo con las mentorías para interioristas, que oímos en redes sociales, en internet, en publicaciones, doscientos consejos y maneras de hacer, pero cada interiorista, cada persona emprendedora que tiene su estudio, (hay gente que lleva más tiempo, menos tiempo) es diferente.

Al final yo soy ese alguien que te ayuda a adaptar esas teorías a tu realidad y a tu estudio de interiorismo, que es al final de lo que tratan las mentorías y los cursos que hago. Y que es un poco resumiendo, a lo que me dedico ahora mismo.

2_ ¿Y después de todos estos años de experiencia cómo llegaste a convertirte en mentora interioristas? ¿Qué te hizo click para decir hay una necesidad en el mercado y creo que soy la persona adecuada para solucionarlo?

Pues como ya te he dicho antes, yo empecé hace 14 años y empecé como todos, con muchísima ilusión, dando el 100%. Pero sí que es verdad que la realidad del día a día te va poniendo obstáculos y al final iba como pollo sin cabeza, con muchísimo estrés, con clientes de aquí y allá, unas veces cobraba más, otras menos, otras veces medio gratis, echando horas a saco; y al final eso termina a mediados de 2016. La mente y el cuerpo son más listos que nosotros y al final el cuerpo dijo hasta aquí. Acabé en urgencias, es verdad que no fue nada grave, pero a mí me sirvió para resetear y decir hasta aquí. Esto no puede seguir así, tengo que empezar a cambiar la manera de hacer las cosas porque o acaba el estudio conmigo o yo acabo con el estudio y me voy a trabajar por cuenta ajena que igual va mejor.

En ese momento empecé a formarme mucho, empecé a vivir de manera más consciente, con ayuda externa, por supuesto, y empecé a cambiar esa visión que tenía a nivel de mi vida cotidiana, de mi relación familiar, de mi vida. Y todo eso lo fui pasando al estudio.

Me empecé a formar en tema de procesos, de finanzas, de modelo de negocio y a ir cambiando las cosas. Y empecé a notar que iba más calmada por la vida, no tenía tanto estrés. Pero además, empecé a conseguir mejores clientes, con mejores proyectos y mejores presupuestos para esos proyectos. Y me di cuenta de que en la escuela, en la carrera o en los másteres nos explica mucha teoría, pero no nos explican cómo dirigir un negocio, que era lo que a mí me había estado faltando esos seis años de atrás.

Vi que sí que funcionaba y empecé a validarlo.

Y ya por el 2019, dije ostras, llevo ya tres años y pico viendo que esto funciona y entonces dije ¿por qué no compartirlo? ¿Por qué esto que me ha servido a mí, que yo he aprendido a base de errores, que al final pues bueno me llevó al hospital dándome un susto de salud, por qué no evitárselo a más gente?

Entonces, a partir del 2019, finales 2020, coincidió con la pandemia, empecé a darle vuelta a este otro modelo de negocio y a sacar cursos, mentorías, grupales y sesiones individuales para enseñar todo eso que yo había aprendido, que era realmente cómo dirigir un negocio de interiorismo. Poder compartirlo con otros interioristas que estaban empezando o que a lo mejor llevaban, pues como yo, cinco, seis, siete, diez años, pero seguían yendo como pollo sin cabeza.

En la escuela, en la carrera o en los másteres nos explica mucha teoría, pero no nos explican cómo dirigir un negocio, que era lo que a mí me había estado faltando esos seis años de atrás.

3_ ¿Tú crees que en ese punto de inflexión que has tenido en tu carrera, lo que después te ha ayudado a continuar, ha podido quizá la seguridad en ti misma?

Por ejemplo, en mi caso, sí fue ganar seguridad en mí misma, lo que me ha ayudado a incluso a conseguir mejores clientes, que parece que no tiene mucho que ver, pero es que cuando tú te sientes segura con lo que tienes, con lo que vendes, al final consigues atraer ventas. ¿Crees que puede ser en tu caso ha podido también ser seguridad?

Yo creo que sí, al final va un poco por ahí. En el momento que tienes seguridad y haces un 360º de tu vida, eres más consciente.

Lo que se dice de Quiérete primero a ti misma y luego ya empezarás a ver resultados, es totalmente cierto.

Esa seguridad, esa autoestima, es saber que estás haciendo las cosas bien. Porque como profesional, en una reforma, un diseño, un estudio de iluminación, sé que lo estoy haciendo bien porque me he formado durante cuatro o cinco años y tengo veintitantos años de experiencia, tenía la seguridad de que lo que era mi oficio lo estaba haciendo bien. Pero me faltaba la seguridad del resto.

Tenía inseguridad en cómo se cobra, cómo se hace un contrato, cuánto tengo que cobrar, cómo busco clientes (dependía mucho del boca a boca). Una serie de cosas que no te explican y no te enseñan.

Te enseñan muy bien tu profesión, pero se olvidan de que hay una opción más allá de trabajar por cuenta ajena, se olvidan que hay mucha gente que quiere montar su propio negocio y no te enseñan tantísimas cosas y tocamos al final los emprendedores.

Cuando quieres montar tu propio estudio de interiorismo necesitas llevar muchas cosas, aparte de ser un buen profesional y saber diseñar. Y yo creo que también al final cuando conoces todos esos palos y todos esos instrumentos y sabes tocarlos, no eres el experto como eres experto diseñando, pero al final te da esa seguridad que hace que al final vendas más y que no te dé miedo sentarte delante de la pantalla a preparar un presupuesto de interiorismo.

 

Al final un estudio de interiorismo o decoración, tiene cuatro grandes patas y tú eres el que lidera, eres como el CEO o el director que maneja como este cuadro de mandos.

Una gran pata de ese cuadro de mandos son las finanzas, las tareas y finanzas, que nos horroriza a la mayor parte de diseñadores o del sector creativo en general.

Hay otra parte de comunicación y visibilidad que la tenemos abandonada normalmente, ahora la tenemos más en cuenta con las redes sociales, pero no está muy trabajada.

Otra parte que sí que es la nuestra, que es la de servicios. 

Y luego hay otra parte muy importante de marca personal, que además la mayoría de nosotros somos marca personal en el 95 % de los casos, que tenemos como también muy olvidada y que nos damos cuenta. Esa marca personal nos da muchísima seguridad.

Cuando tú ya sabes que existen esas cuatro patas y que tú eres el de arriba, quien maneja como una marioneta esas cuatro patas, te da una seguridad impresionante.

Luego ya podrás estar tú solo, o tener gente colaborando y ayudándote, pero la última decisión de esa estrategia de cómo funcionan estas cuatro patas, al final somos nosotros.

Y cuando cambias el chip, la verdad es que te da mucha tranquilidad, mucha seguridad y entonces es cuando empiezan a suceder las cosas.

Cuando cambias el chip, la verdad es que te da mucha tranquilidad, mucha seguridad y entonces es cuando empiezan a suceder las cosas.

 4_ Entonces vamos a centrarnos, si quieres, en una de esas patas. ¿Qué puntos deben tener en cuenta para calcular sus tarifas de interiorismo? Pero no me refiero a números, no quiero sacar todavía la calculadora, me refiero más a su marca. ¿Qué tienen que tener en cuenta con respecto a su marca para no tener que basarse en lo que hace la competencia? Me refiero a ese valor intrínseco que tiene cada estudio y que tiene que tener en cuenta a la hora de coger una calculadora.

Ese estudio de interiorismo o de diseño de interiores, independientemente de la calculadora, tiene que tener en cuenta el valor, o sea, la propuesta de valor que tenemos cada uno en nuestro estudio.

Va relacionado con lo que te decía antes de la marca personal. Entendemos marca como un logotipo de cuatro colores para poner en la web, pero hay muchísimo más detrás de esa marca personal y de esa propuesta de valor.

 Cada uno tendríamos que pensar el porqué y el para qué hacemos lo que hacemos. Nuestra propuesta de valor la podríamos definir con la misión que tenemos, con la visión que tenemos de las cosas y los valores nuestros de la marca.

Una vez que tienes unos valores como persona, tienes unas ideas en la cabeza, eso lo transformas y lo alineas con tu marca personal, y te va a salir una propuesta de valor.

Y esa propuesta de valor se la vas a transmitir al cliente con una pasión que el cliente no te la va a poder rechazar nunca, vas a dar justo encontrar lo que necesita el cliente.

Entonces yo diría que lo primero es definir esa propuesta de valor. Y eso se define haciéndose muchísimas preguntas, pero sobre todo haciéndose la pregunta de por qué hago lo que hago y para qué.

5_ ¿Una vez que tienen esa propuesta de valor definida, tú crees que también hay que tener en cuenta otros factores como por ejemplo la visibilidad o la autoridad a la hora de crear sus honorarios como interioristas y poner unas tarifas?

Sí, sí, sí. Sobre todo, una vez tengas esa propuesta de valor y tú fijes una tarifa, que ahora veremos cómo la podemos fijar, hay que trabajarlo.

Y esa es de otra de las patas que decía yo antes del negocio, la comunicación y la visibilidad.

Te tienes que dar a conocer, porque si tú no te das a conocer y dices oye, que aquí estoy yo, que me dedico a esto, que es que tengo esta propuesta de valor que es la caña y es justo lo que necesitas, nadie va a ir a preguntarte. Por lo que tienes que trabajar mucha tu autoridad de marca.

Hay una parte de visibilidad y autoridad de marca que también tienes que trabajar.

 Por mucho que tu propuesta de valor sea la leche, también tienes que trabajar la autoridad de marca para que no te regateen los precios.

6_ Todos tenemos en mente personas a las que sabes que si vas a pedir siempre va a ser más alto porque son quienes son. Al final eso es autoridad. Esa persona puede hacer lo mismo que otro profesional, pero que haya dado conferencias, que haya estado en eventos, que sea una persona con un nombre reconocido, lo que hace es que sus tarifas sean más altas. Esa persona está ganando más que otra que se dedica a lo mismo por esa autoridad. Al final esa marca personal influye en todos los aspectos, incluido lo que vas a ganar, porque si trabajas tu marca personal y trabajas tu visibilidad y tu autoridad, al final vas a conseguir cobrar más.

A la hora de crear un presupuesto, ¿cómo lo calculas tus honorarios como interiorista? ¿Cómo determinas mi autoridad está en un nivel X? ¿Cuánto subo al presupuesto con respecto a cuándo empecé a cobrar hace unos años?

Por poner un ejemplo práctico a eso que has dicho, que con servicios a lo mejor se entiende peor, pero con productos se entiende muy bien. Siempre pongo un ejemplo muy claro, los móviles.

¿Al final, por qué vale más un móvil que otro? Si al final el móvil tiene teclas o tiene pantalla táctil y sirve para llamar, pero que hay una gran variedad de móviles en el mercado que hacen lo mismo.

¿Por qué Apple cuesta lo que cuesta? ¿Por qué un iPhone te está costando lo que te está costando?

Si vamos a dejar un poco la calidad de la cámara y alguna cosa más, pero realmente las funciones básicas son prácticamente las mismas, y a lo mejor te está triplicando y cuadriplicando el precio de un móvil de gama media.

Autoridad de marca. Es una propuesta de valor muy, muy trabajada y luego autoridad de marca.

Y lo que me preguntas sobre cuánto subir a los honorarios respecto a cuando empezaste. Yo siempre digo que tienes que tener los honorarios con los que tú te sientas cómoda. Eso para empezar, porque si no, no los vas a defender bien. Pero tanto por arriba como por abajo.

Si tú quieres cobrar X, y por miedo a que el cliente te rechace, le dices la mitad, no te vas a sentir cómoda; pero si le dices el doble, tampoco te vas a sentir cómoda. Por eso tienes que encontrar realmente un equilibrio.

 

Por ejemplo, por mucho que en el mercado tu propuesta de valor valga tanto, si a lo mejor tú estás empezando, tienes poca experiencia, no te sientes segura y quieres cobrar un poco menos, es totalmente válido poner un precio más bajo porque tienes que sentirte cómoda y a gusto con el presupuesto que estás defendiendo.

Al final vamos un poco a lo que hablábamos antes de la seguridad. Hay una parte de mentalidad muy fuerte asociada al tema de los negocios, y de los precios.

 

Tienes tu propuesta de valor, te fijas un poco en el mercado, lo que está pidiendo el mercado, en tu competencia, etc. Pero tus honorarios tienen que estar alineados con tu estilo de vida, porque no podemos olvidar que la mayoría de nosotros estamos trabajando para pagarnos nuestra vida personal en el 90 % de los casos.

Habrá a lo mejor un 10% que trabaje por amor al arte, porque no necesite el dinero para vivir, pero en general, yo creo que la realidad, el 95 % de los mortales que nos estén escuchando hoy aquí, están trabajando porque necesitan pagar su vida personal en mayor o menor medida.

Entonces, pones todas esas variables sobre la mesa: tu propuesta de valor, lo que pide el mercado, tu estilo de vida y tus servicios. Y eso te da un número. Y cuando ves ese número te da un golpe de realidad que te asustas. Y entonces lo primero piensas que has estado haciendo el canelo hasta ahora mismo, que probablemente sí. Y luego te empiezan a asaltar las dudas y a pensar, ¿cómo el cliente me va a pagar esto?

Hay una parte de mentalidad muy fuerte asociada al tema de los negocios, y de los precios.

7_ ¿Alguna vez te has enfrentado a algún desafío muy concreto a la hora de establecer tus honorarios como interiorista?

Ese fue uno de mis mayores desafíos.

Cuando yo tuve ese número, con ese primer presupuesto que calculé bien, con estrategia, y definí lo que valía mi propuesta de servicios para ese cliente, me asusté y empecé a decirme: pues si no tardó tanto, si en el fondo es muy fácil porque no le bajo de aquí, de allá.

Pero ese primer presupuesto con estrategia que yo entregué me lo aceptaron como en 2 h. Y dije, ya está.

O sea, la gente en el momento que tienes una propuesta de valor consistente, sólida, que lo explicas y que lo puedes avalar, la gente te contrata.

Yo creo que para mí fue ese desafío de adjuntar ese PDF con esa propuesta de servicios en ese email y esperar esa respuesta fue mi mayor desafío.

8_ Te entiendo muy bien, porque a mí me pasaba lo mismo. Yo también en los primeros años preparaba un presupuesto, lo hacía muy bien con mis cálculos, con mis porcentajes, con todo muy bien calculado, y cuando iba a mandar el email, volvía a rectificar y empezaba, bueno, vamos a rebajarle por aquí un tanto, porque claro, porque a lo mejor no puede pagar. Cosas que a lo mejor el cliente no se le pasaban en ningún momento por la cabeza, pero a mí, no sé, la angustia de tener que enviar el botón de dar a enviar a ese email me hacía rectificar y empezar a bajar precios.

Pero lo que hablábamos antes, yo cuando esa persona me aprobaba ese presupuesto, después lo miraba y decía: es que tenía que haberlo subido, tenía que haber pedido tanto más.
Y al final no trabajas a gusto, porque dices es que estoy cobrando x y tenía que estar cobrando y. Y al fin eres tú la que no estás a gusto con lo que estás haciendo, y el cliente se va a dar cuenta también. Tú no vas a dar todo tu potencial ni a estar al 100 % con un proyecto en el que sientes que tenías que haber cobrado más.

Totalmente de acuerdo. Además, es un poco el tema de mentalidad, es como al final no hay otras áreas del negocio analizadas, piensas, no voy a facturar y necesito facturar.

El miedo a no cobrar, el miedo a ser muy caro, … Hay mil cosas por las que al final rebajamos precio, pensamos “si esto yo esto lo hago esto en 2 h”. Y normalmente la realidad es que cualquier tarea nos lleva casi el doble de lo que nosotros tenemos en la cabeza.

Y no solo el tiempo que nos lleva una tarea, sino la respuesta del cliente. Porque tú calculas, yo esto lo tengo en 2 h, el cliente me responde, y en tres días lo he terminado. Pero el cliente, si tarda una semana en responderte, al final lo que tú habías calculado dos meses se convierten en cuatro. Porque  tú, sí estás calculando bien tu tiempo, pero no sabes la respuesta del cliente, cuánto va a tardar, y al final se te alarga. Y también hay que saber calcular ese tipo de cosas y tenerlas en cuenta, que es tu tiempo. Y tu tiempo al final vale mucho dinero, vale mucho más a veces incluso que los materiales.

Hay un extracto de la peli de Tony Leblanc, en el que se le estropea el motor en plena calle y llaman al mecánico. Y este le aprieta un tornillo y le cobra, no sé, 500 pesetas de la época o algo así. Y le dice: si has estado 2 min y has apretado un tornillo. Ya, pero sabía qué tornillo tenía que apretar.

Pues esto es lo mismo.

No nos damos cuenta de que el mayor activo que tenemos es el tiempo. En nuestro estudio nuestro mayor activo es el tiempo y es el que menos cuidamos. Pensamos: como es mío, pues echo horas y horas.

Y no es lo mismo cobrar, voy a poner un ejemplo por irme a números, 1.000 € por un proyecto en el que estés un mes, que entonces a lo mejor sí que te puede salir rentable, a cobrar esos 1.000 € por un proyecto que al final lo que tú dices, por respuestas del cliente, porque se alarga, tarda cuatro meses.

Al final, aunque tú hayas cobrado €1000 por ese proyecto y por el mismo servicio, ese proyecto ya no te ha salido rentable. Y es algo que no, que como no tenemos en cuenta el tiempo, porque creemos que nuestro tiempo es gratis.

Pero aparte, es que esas horas tienen un precio y los proyectos dejan de ser rentables, no pueden ser infinitos. 

Sí, al final yo creo que en todo el sector creativo uno de los mayores problemas es cómo se terminan alargando los proyectos.

Puedes seguir leyendo o escuchar la entrevista completa en este episodio de mi podcast ‘Brandiorismo

9_ A mí me gusta que este podcast sea muy práctico, es una de mis normas, digamos. Y me encantaría que nos dijeras algunos tips, consejos para un estudio de interiorismo, para un interiorista, a la hora de coger la calculadora y papel y lápiz. ¿Qué tiene que hacer para calcular adecuadamente sus tarifas de interiorismo, y sobre todo, para no perder dinero?

Le daría dos consejos:

El primero, tener cuentas separadas, es primordial que tengamos una cuenta de negocio y otra cuenta personal, porque al final, el negocio es el que te paga tu vida personal. Tiene que estar completamente diferenciado. Y esa que es como muy, muy básica, no lo hace mucha gente, pero es fundamental.

 

Y el segundo gran consejo que daría, es que se pongan un sueldo

No puede ser que en tu cuenta, ya sea la de negocio o si no las tienes separadas, que no lleves un control y que todo lo que vaya entrando pueda ir saliendo.

Los proyectos se pueden alargar mucho en el tiempo, hay proyectos más cortitos que a lo mejor duran un mes, pero hay otros proyectos a lo mejor si entras en la fase de diseño, luego desarrollo de un básico, una ejecución y luego la reforma y la dirección facultativa, al final igual estás hablando de un proyecto se te pueden ir seis, siete, ocho meses fácilmente desde que empiezas hasta que acabas.

Entonces si tú dependes sólo de los ingresos que vas teniendo, va a haber meses que de repente tengas un mucho dinero en el saldo de tu cuenta porque has cobrado, por ejemplo el proyecto básico, pero a lo mejor durante todo el proceso de la obra hay dos meses que no recibes ingresos porque los ha recibido al principio. La mayoría de los estudios de interiorismo van como una montaña rusa en cuestión de ingresos, pero es porque no tienen un sueldo establecido.

 

Si tú te fijas un sueldo, veremos luego qué sueldo es el que o qué variables tienes que tener en cuenta para fijarte ese sueldo, pero si tú todos los meses vas teniendo ese sueldo, todos los meses a día uno, a principio de mes tú te haces una transferencia de tu cuenta de negocio a tu cuenta personal de ese sueldo tendrás ingresos recurrentes. De la otra manera vas teniendo ingresos puntuales y es cuando vas como una montaña rusa.

La mayoría de los estudios de interiorismo van como una montaña rusa en cuestión de ingresos, pero es porque no tienen un sueldo establecido.

10_ Ya tenemos la base, sabemos que tenemos que tener cuentas separadas y ponernos un sueldo. Pero ahora mismo viene un cliente, tenemos una primera visita, y como interiorista me pongo delante del papel a crear un presupuesto ¿qué me recomiendas? ¿por qué número tengo que empezar?

,Antes de esa primera visita hay que hacer una serie de cosas para fijar ese sueldo o para fijar el precio que vamos a poner a nuestros servicios. Tenemos que fijar lo primero el estilo de vida que queremos y para ello necesitamos conocer nuestros gastos personales. Eso para empezar.

Y una vez que tenemos nuestros gastos personales, vamos a saber el sueldo que necesitamos.

Nos va a salir una cifra y esa cifra la tenemos que comparar con algo que has comentado tú antes. ¿Si tú fueras hacer una entrevista por cuenta ajena, siempre suele salir la pregunta cuánto quieres cobrar? ¿Entonces pregúntate cuánto valgo yo en el mercado?

¿Si yo ahora mismo dejo de emprender y me voy a buscar trabajo, cuánto es lo que yo pediría? Luego habrá otras variables, pero ¿cuánto es? Esa cifra, luego cotejada con la de tus gastos personales, es la cifra que necesitas para ponerte como sueldo.

Piensa qué cifra le dirías tú a ese entrevistador si fueras a trabajar por cuenta ajena.

 

Y luego tienes que tener claro cuáles son los gastos que tiene tu negocio.

Es verdad que igual no tenemos a lo mejor tantos gastos si tuviéramos un local físico, porque la mayoría de nosotros  teletrabaja, puede alquilar un coworking o una oficina por horas, pero bueno, tenemos gastos al final de herramientas, de luz, de Internet, de Drive, Dropbox, Canva, email marketing, herramientas, gestoría, etc.

Cada uno que calcule los gastos que tiene en su negocio y que calcule que sueldo es un gasto de su negocio, porque si tú tuvieras colaboradores, les pagarías, y lo contarías como gasto. Entonces tienes que contar que el sueldo es su gasto de su negocio.

Al final tienes que tener como dos bolsillos, uno del negocio y otro personal e ir pasando de uno a otro. Y tienes que contar que tu sueldo es un gasto más de tu negocio de interiorismo.

11_ Entonces, por un lado calcularías tus gastos personales, que es con lo que calcularías tu sueldo y por otro lado estarían los gastos del negocio, ¿no?

Sí, lo separamos, la idea es separarlos completamente.

Los gastos propios del estudio, de herramientas, de impresión, de papelería, la cuota autónomos, etc. ; lo que son los gastos fijos más tu sueldo te van a dar una cifra. Y esa cifra que te ha dado es lo que tienes que facturar todos los meses porque si no tu estudio no se sostiene. Mínimo, esa cifra que te ha salido, es lo que tú tienes que ingresar todos los meses.

Luego ya veremos qué acciones haces para que todos los meses puedas ingresar eso. Que a lo mejor no ingresas eso todos los meses, un mes ingresas 6000€ y al siguiente 2000€, por lo que decimos que al final nuestros proyectos son muy largos y el cliente nos paga en distintas fases; pero debe haber en el saldo contable una media de esa cifra que has calculado para que tú puedas ir tirando todos los meses. Eso es primordial.

 A partir ahí de tomas una serie de acciones para traducirlo a tus servicios. Por ejemplo, para conseguir facturar esos 3.000 €, debería tener, cuatro reformas integrales, tres asesorías online, dos asesorías presenciales. Tienes que aterrizar lo que realmente necesitas para llegar a esa cifra. Y, cuando ya sabes que, para conseguir ese nivel de facturación que es el que te va a pagar tu sueldo y tu vida personal, necesitas conseguir en un año cuatro reformas integrales, vas a ir a saco a conseguir esas cuatro reformas integrales con un precio mínimo.

Luego ya ese precio se incrementará, porque sí que me encuentro muchas veces que me dicen ya, pero no es lo mismo una reforma integral de un apartamento que de un chalet. Bueno, tú estás calculando el mínimo, de ahí calcularás para arriba.

12_ Hay una cosa que a mí me ayudó muchísimo cuando cambié el chip, que me ayudó con esa seguridad también de la que hablábamos antes, y quiero saber si tú estás de acuerdo.
Yo antes me tiraba haciendo presupuestos horas, no te voy a mentir, podía tirarme una mañana entera haciendo un presupuesto para un cliente y antes de enviar, después de haber hecho todos los cálculos, cogía y bajaba el precio.
Y desde que cambié la mentalidad y empecé a paquetizar servicios he ganado horas de trabajo, he ganado clientes, he ganado claridad hacia mis clientes. Porque con esa paquetización los clientes entienden bien lo que ofrezco. Cuando me siento en esa primera reunión, tengo muy claro qué les voy a contar y el precio mínimo por ese servicio. ¿Tú crees que también es aconsejable paquetizar los servicios si eres interiorista?

Totalmente de acuerdo, sí, sí, sí. Y además es que paquetizar no estandarizar, es decir, yo me dedico a tener un servicio de asesoría online, un servicio de shopping de mobiliario, tengo un servicio de reforma integral y tengo un servicio de llave en mano, por ejemplo. Tengo esos cuatro servicios y calculo mi propuesta, tengo mi propuesta de valor para esos servicios y tengo un precio mínimo fijado de cada uno de esos servicios.

Que, evidentemente, a lo mejor te viene un cliente y te dice, yo necesito que me ayudes con el diseño de este espacio, pero además necesito alguna otra cosa. Vale, pues personalizas ese presupuesto, pero estás partiendo de una base. Ya sabes los honorarios mínimos que tienes que cobrar por ese servicio y luego incrementas en función de la personalización que tengas que hacer puntual. Que en nuestro caso suelen ser sobre todo de metros cuadrados, lo que decía antes, no es lo mismo un apartamento que un chalet.

 

Y luego muchas veces está donde quiere el cliente que lleguemos, porque hay muchas veces que sí que requiere un llave en mano, que es desde el minuto uno hasta que le entregas las llaves, y les dejas la casa con el mobiliario, el cojín y el estor colgado; y otras veces que se quedan un poquito antes. Pero tú ya tienes esos servicios estandarizados.

 Y además es que sobre todo también, sabes, ya no es sólo una cuestión de dinero, es como tú has dicho antes, es una cuestión de tiempo. Ya sabes que esa reforma integral te va a llevar seis meses, entonces si tú estás con una reforma integral, sabes, hasta dentro de seis meses o hasta dentro de cuatro o cinco meses no vas a poder solapar con otro proyecto grande. Con lo cual a la hora de planificar tu año también lo planificas en tiempo, que es muy importante, porque yo me puedo sentar y decir bueno, pues para conseguir esta facturación que necesito siete reformas integrales, cuatro asesorías online, 3 llave en mano. Vale, pero, ¿tú cuánto quieres trabajar? No, yo es que quiero conciliar y quiero trabajar 20 h a la semana.

Pues hay algo que no me cuadra, o aumentas las horas de trabajo, o aumentas colaboradores en tu estudio, o bajas el nivel de facturación porque no llegas.

 

¿Entonces, qué pasa? Que al final, como no tienes esa visión que decía antes de líder, de ese cuadro de mandos, lo que haces es ir con un estrés impresionante. Muchas veces los interioristas que vienen a mí se quejan porque tienen muchos clientes, pero tienen mucho estrés. Porque al final cogen muchísimo más volumen de clientes del que realmente pueden asumir porque necesitan esa facturación.

Al final hay que también mejorar procesos, depurar otra serie de cosas, pero es solo con esa visión 360º, ese cuadro de mandos que creamos cuando trabajamos juntos, el único que te da esa visión global de lo que tienes que facturar, tanto en dinero como en tiempo, que van siempre muy de la mano.

Es tener claro tu plan de negocio. Lo que también te va a ayudar a luego poder planificar tu comunicación, porque si tú necesitas que en junio te contraten una reforma y 3 asesorías, pues sabes que tienes que poner un mes antes el traje de comunicador para tener en esa fecha esos clientes.

Y con esa planificación terminas haciendo tu calendario comercial y con ese calendario comercial haces tu calendario editorial.

Al final va todo unido. Tienes que saber cuánto tienes que cobrar, cuál es tu plan de negocio y qué quiere comunicar tu marca. Porque si no tienes tu marca montada, al final no sabes ni qué publicar en Instagram, ni cuánto tienes que cobrar porque no sabes en qué lugar está tu negocio ahora mismo en el mercado. Al final es la pescadilla que se muerde la cola.

13_ Te quería hacer tres últimas preguntas, que me gusta hacer a las personas a las que entrevisto, para conocerte un poquito mejor.

¿Cómo te inspiras cuando necesitas aumentar tu creatividad? Porque en este sector tan creativo yo creo que es algo fundamental.

Pues me inspiro con silencio. Necesito estar sola. Muchas veces estar sola es dar un paseo, no necesito estar físicamente delante del ordenador, viendo ese plano, viendo ese boceto. No necesito muchas veces tener el lápiz en la mano, eso viene después. Necesito estar sola y ponerme música. Una buena banda sonora o el silencio, depende del momento. Necesito una de las dos. Pero lo que sí que necesito estar sola y tranquila.

El silencio ayuda un montón. Como decía Pablo Picasso, la inspiración siempre me pilla trabajando. Totalmente cierto.

14_ ¿Y si tuvieras que definir tu marca con uno de los cinco elementos, cuál dirías que es el que mejor te representa? ¿Tierra, fuego, agua, aire o vacío?

Yo creo que me representa mejor el agua.

Me imagino un río y el río nace en la montaña, baja hasta el mar y tiene que ir sorteando muchísimos obstáculos para hacerse hueco entre esa tierra, entre ese caudal, entre ese cauce que necesita ir creando. Entonces me parece que mi marca, mi manera de ver mi emprendimiento, tiene mucho que ver con eso, con ir haciendo ese camino, solventando obstáculos. Y aparte el agua fluye, entonces el dejarse fluir creo que va mucho conmigo también.

Y esa adaptabilidad que tiene el agua, que corre por cualquier sitio, ese tema de adaptabilidad a lo que venga de fuera, adaptarme a las necesidades del cliente, creo que también es un punto importante en mi marca.

Y creo que de los cinco que has dicho, yo creo que el que más me puede llegar a representar quizás sea el agua.

15_ Y ¿cuál es la lección más valiosa que has aprendido en tu trayectoria como emprendedora, no tanto como interiorista, que también al final va unido, pero más emprendiendo? 

Yo creo que el hecho es una hormiguita. A mí siempre me lo dicen mucho, es que tú eres como una hormiguita. Sí, la constancia. Creo que hay que ser constante.

Cuando vienen las cosas bien dadas es muy fácil ser constante, cuando no vienen también tan bien dadas, y creo que es donde se demuestra que tienes que seguir siendo constante, y seguir trabajando y que siempre en un estudio de interiorismo, en un negocio de diseño de interiores hay cosas que hacer.

Cuando tienes clientes, evidentemente, pero si tú trabajas de nueve a dos, imagínate, y tus horas están llenas de clientes, fenomenal. Pero si hay una época en la que tienes menos clientes, sigue trabajando de nueve a dos que siempre hay cosas que hacer, siempre hay plantillas de planos que hay que diseñar, siempre hay copias de seguridad que hay que hacer, siempre hay estrategias, formaciones, siempre hay cosas para hacer.

 

Y el hecho de ser eso, poquito a poco y constante, yo creo que a largo plazo es una de las lecciones más valiosas que he aprendido y que puedo dar como consejo. La constancia, porque además el emprendimiento tienes muchos picos, pero si tú vas poquito a poco, y echas la vista atrás, esa constancia hace que luego veas todo lo que has conseguido.

Muchas gracias Mairena. Creo que lo que nos has contado puede ayudar a muchísima gente. Creo que ha sido también muy práctico, como a mí me gusta, que de verdad has sido súper sincera y me ha encantado tenerte aquí conmigo. Y solamente me queda una cosa y es ¿dónde te pueden encontrar? ¿Dónde te pueden seguir? ¿Dónde pueden buscar información sobre ti? Si alguien quiere que le ayudes con su caso concreto, que le ayudes a crear sus honorarios con todo lo que nos has contado con tus asesorías individuales, además de tus mentorías.

Pues me podéis encontrar en mi web, en mairenasuarez.com. En ella tenéis cosas de mi estudio, pero también tenéis un apartado para todo el tema de los cursos, mentorías y sesiones individuales.

Y si me queréis encontrar en Instagram, como @Mairenasuarez_mentora

También os podéis apuntar a mi newsletter, suelo entrar en la bandeja de entrada de mis suscriptores los miércoles, con consejos sobre estas cuatro patas de negocio de las que hemos estado hablando. [Podéis suscribiros en este enlace a la newsletter de Mairena Suárez ]

Mairena, muchísimas gracias de verdad por haberme concedido esta entrevista.

Y a tí que has leído hasta aquí, espero que te haya gustado y, especialmente que te haya podido ayudar a saber cómo calcular tus Honorarios de interiorismo y las tarifas de tu estudio de diseño de interiores.

Si quieres leer o escuchar más entrevistas del podcast ‘Brandiorismo’ puedes ver todos los episodios publicados hasta ahora en este enlace

Soy Helena Losada, especialista en branding y marca personal para el sector del interiorismo y la decoración.
ayudo a interioristas y decoradores a diferenciarse y a destacar con su marca y su identidad visual de forma estratégica.

Si quieres que te cuente cómo podría ayudarte con tu estudio, escríbeme o reserva una videollamada y hablemos.

Branding y Diseño de Interiores: Tu aliado para destacar y posicionarte como interiorista

Branding y Diseño de Interiores: Tu aliado para destacar y posicionarte como interiorista

Branding y diseño de interiores

Hoy quiero contarte cómo el branding puede ayudarte a atraer clientes de calidad y a destacar y posicionarte con tu estudio de diseño de interiores por encima de tu competencia. Porque el branding va más allá de diseñar el logo y elegir los colores que representen tu negocio y vayan a ir en tu web o en tus tarjetas de visita. Pero quiero explicártelo de una forma muy práctica y sencilla, sin teoría ni palabrejas aburridas.

Puedes seguir leyendo o escucharlo en este episodio de mi podcast ‘Brandiorismo’

1_ En qué te va a ayudar el branding con tu estudio de diseño de interiores

 

Uno de nuestros mayores retos como propietarios de negocios es atraer clientes de calidad. Queremos clientes que valoren el diseño, se comuniquen de manera efectiva, estén abiertos a soluciones creativas y confíen en nuestra experiencia. Y si es posible, que cumplan las siguientes características:

  • Que esos clientes no busquen el precio más bajo, sino que su presupuesto esté alineado a la calidad y las necesidades del proyecto.
  • Que valoren el diseño de interiores como un elemento estratégico para mejorar la funcionalidad y estética de sus espacios. Y comprendan que el diseño puede impactar positivamente en su negocio o su estilo de vida.
  • Que sean clientes con los que te puedas comunicar de manera clara y abierta. Un cliente que pueda expresar sus ideas, necesidades y expectativas, pero que también esté dispuesto a escuchar opciones y propuestas para que el proceso de diseño sea fluido.
  • Que estén dispuestos a explorar soluciones creativas e innovadoras para sus espacios y que confíen en tu experiencia como profesional del diseño de interiores.
  • Que acudan a ti porque se lo ha recomendado un cliente satisfecho y saben que detrás hay un buen profesional.

Atrayendo a este tipo de clientes tendrías una base sólida para trabajar en proyectos donde el éxito esté asegurado, permitiéndote crear espacios impactantes y satisfactorios.

Para que esto ocurra, que consigas atraer clientes de este tipo, necesitas destacar, diferenciarte y posicionarte. Y es ahí donde entra al rescate el branding. Porque te va a ayudar a mostrar tu diferenciación dentro del sector del diseño de interiores para que destaques y sepas cómo empezar a posicionarte.

Para que consigas atraer clientes de calidad, necesitas destacar, diferenciarte y posicionarte.

Y es el branding el que va a conseguir todo esto.

2_ La Esencia del Branding explicada con superhéroes

 

Y como la teoría está muy bien, pero la chicha de verdad está en la práctica y en la vida real, quiero empezar contándote qué es eso del branding de una forma muy práctica, sin definiciones ni teoría.

El branding, al igual que ocurre con la identidad de los superhéroes, tiene dos aspectos: la esencia del superhéroe y su universo visual.

2.A_ La esencia del superhéroe: esa es la Estrategia de tu Marca

 

Piensa en un superhéroe, por ejemplo: Spider-Man

¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza de manera visual? ¿Un traje rojo y azul? ¿Telarañas? ¿Un logo de una araña?

Es lo que hace que todos lo reconozcan y lo recuerden de forma visual. Esa sería la parte visible del branding de Spider-Man.

Cuando ves su logo o escuchas su nombre, sabes de inmediato de quién se trata.

El traje, el símbolo, sus colores son la parte visual de su ‘branding’. Le ayuda a ser recordado y a que las personas le reconozcan fácilmente.

Pero para crear esa imagen, decidir el nombre, los colores, cómo va a ser ese traje, antes ha habido mucho trabajo previo de análisis por parte del equipo de creación de personajes.

Han decidido qué valores va a defender, qué le preocupa y cómo quiere ayudar al mundo con sus poderes, cuál va a ser su misión, cómo va a llamarse, qué traje será el más adecuado para sus movimientos, qué armas va a necesitar para defenderse o si no va a usar armas, con quién puede crear alianzas y con quién no, qué colores van a representar mejor su forma de ser, etc.

Detrás de ese personaje hay toda una lista de características únicas y que tiene que mostrar con su imagen y con su forma de actuar para que la gente le recuerde y le coja cariño. Para que conecten emocionalmente con él.

Esta sería la parte del branding que no se ve, lo que llamamos la estrategia de marca.

En resumen, en primer lugar hay que crear la marca personal: decidir los valores que la mueven, la misión que quiere cumplir, qué historia hay detrás, a qué público se va a dirigir, cómo se quiere mostrar y por qué quiere ser recordada.

Lo que llamamos la estrategia de marca.

2.B_ El universo visual del superhéroe: esa es tu identidad visual

 

Cuando esa base, esa estrategia de marca está construida, solo entonces, hay que pasar a la parte visual.

A definir que colores le representarán, que traje y que símbolo va a llevar ese superhéroe para que lo recuerden.

Pero además esa parte visual debe ser un reflejo de esa estrategia de marca que hay detrás y lo que representa para que ese mensaje llegue al público y empatice.

No me imagino yo a Spider-Man vestido con un traje metálico, porque le costaría moverse y no podría trepar por los edificios como lo hace; ni con un traje morado porque es un color que suele asociarse con los villanos de las películas.

Sus colores, su nombre, su símbolo, su traje, están elegidos acorde a quién está detrás, a su historia, a su misión y a lo que representa y a su forma de actuar.

En primer lugar, hay que crear la marca personal: decidir los valores que la mueven, la misión que quiere cumplir, Que historia hay detrás, a qué público se va a dirigir, cómo se quiere mostrar y por qué quiere ser recordada.

Y cuando esa base, esa estrategia de marca, está construida, solo entonces, hay que diseñar la parte visual.

3_ El branding de tu estudio de diseño de interiores es como un superhéroe

 

En resumen, el branding es más que tu traje de superhéroe, es más que tu logo y tu identidad visual, como has podido comprobar.

Por un lado, tienes que trabajar la identidad del superhéroe, lo que yo llamo su Hāto, la base de esa marca personal, la ESTRATEGIA DE MARCA.

Y por otro, con esa identidad definida y como base, necesitas crear todo el UNIVERSO VISUAL que va a hacer que ese superhéroe sea recordado y pueda vender miles de camisetas, mochilas y sudaderas porque todo el mundo quiera llevar sus colores por lo que representan.

El branding ayuda a que las personas sepan quién eres y qué haces por los demás, y además ayuda a que te recuerden y asocien tu marca de diseño de interiores con unos conceptos, con unos valores. Y como remate, consigue que te recuerden visualmente por qué te asocian con unos colores y un logo concreto.

Así que si pensabas que el branding era que te diseñaran un logo y decidieran unos colores bonitos, espero que ahora hayas podido cambiar esa idea y veas todo el potencial que hay detrás de trabajar el branding de tu estudio de diseño de interiores en profundidad.

Porque la S de Superman sin un Clark Ken detrás que la lleve puesta en su traje y que quiera salvar el mundo no es más que una letra del alfabeto pintada en colores llamativos.

El branding ayuda a que las personas sepan quién eres y qué haces por los demás, y además ayuda a que te recuerden y asocien tu marca de diseño de interiores con unos conceptos, con unos valores.

interiorismo, diseño de interiores

4_ El branding de tu estudio debe conectar con tu cliente

 

Ahora vamos a hacer otro ejercicio muy fácil para que veas el alcance que puede llegar a tener trabajar bien el branding de tu estudio de diseño de interiores.

Piensa en Superman:

¿Qué sensaciones te produce?

¿Qué emociones sientes?

 

Ahora piensa en Batman:

¿Qué sensaciones te produce?

¿Qué emociones sientes?

 

Ahora compara los sentimientos que has tenido en cada caso y qué recuerdos o sensaciones te produce cada uno.

Estoy segura de que son diferentes en cada caso.

 

¿Por qué hay personas que son fieles defensoras de Superman y otras de Batman?

Pues porque de alguna manera se sienten identificadas con uno y no con el otro. Ya sea porque comparten valores, porque comparten de alguna manera su historia, porque representan algo con lo que sueñan o desean conseguir o porque han vivido experiencias positivas o negativas relacionadas con esos superhéroes.

Con tu marca pasa lo mismo.

Entre dos profesionales parecidos, que ofrecen un servicio similar, el cliente se decantará por aquel con el que sienta una conexión emocional, más fuerte porque comparta valores con él, se sienta más identificado o le caiga mejor por su forma de expresarse, hablar o incluso por pequeños detalles visuales en su comunicación.

Y no puedes dejar al azar lo que los demás piensen de tu marca. Tienes que ser tú quien decida qué quieres comunicar, cómo y que quieres que opinen de tu estudio de diseño de interiores. Tienes que controlar la percepción exterior de tu marca para que se produzca esa conexión emocional con el tipo de clientes que a ti te interesa y con los que sabes que vas a conseguir trabajar en proyectos donde el éxito esté asegurado porque te van a permitir crear espacios impactantes y satisfactorios.

Y eso solo lo vas a conseguir trabajando tu marca personal y tu branding desde dentro.

5_ Controla la Percepción Exterior de tu Marca de diseño de interiores

 

Si no trabajas tu branding y lo dejas al azar, la percepción exterior dependerá de lo que piensen los demás y lo que suele ocurrir es que funciona como imán para atraer clientes que buscan el bueno, bonito y muy barato.

Lo primero de todo tienes que saber qué solo existe una marca como la tuya, que, por mucha competencia, por muchos estudios que hagan exactamente lo mismo que tú. Tu marca es única e irrepetible. Pero tienes que saber mostrarlo externamente tanto visual como comunicativamente.

Pero si eres el mejor profesional y no lo sabes mostrar. Si no sabes contar que tu estudio de diseño de interiores es diferente, no vas a conseguir atraer a ese cliente redondo para ti. Y te seguirán llegando clientes de bajo presupuesto, con los que no conectas y que no terminan de confiar del todo y que se guían más de lo que les dice su vecina o su prima antes de tu opinión profesional.

Y como me imagino que estarás diciendo, sí, Helena, pero por donde empiezo yo a trabajar mi branding y mi marca personal.

Te puedo ayudar en ese proceso porque estoy especializada en branding para interioristas y decoradores. Podemos conseguir que tu marca conecte emocionalmente con tu cliente ideal, destaque y tu estudio pase al siguiente nivel.

¿Lista para trabajar en tu branding y empezar a destacar dentro del mundo del diseño de interiores?

 

Si trabajas tu branding vas a conseguir:

  • Atraer clientes y proyectos de calidad con los que disfrutes trabajando. Y como consecuencia dejarás de trabajar mil horas para ganar menos de lo que te gustaría.
  • Tener una hoja de ruta que te guíe en el proceso y las acciones que debes realizar con tu negocio y tu marca.
  • Ganarás seguridad para saber cómo diferenciarte y mostrar externamente tu diferenciación y todo tu potencial, eso que te hace única como profesional y que tu competencia no tiene.
  • Conocer estrategias de visibilidad que te ayuden con el posicionamiento de tu estudio de interiorismo o decoración.

 

Y como me imagino que estarás diciendo, sí, Helena, pero por donde empiezo yo a trabajar mi branding y mi marca personal.

Te vengo a contar que yo te puedo ayudar en ese proceso porque estoy especializada en branding para interioristas y decoradores. Podemos conseguir que tu marca conecte emocionalmente con tu cliente ideal, destaque y tu estudio se convierta en referente.
Escríbeme y te cuento cómo podría ayudarte.

¿Lista para trabajar en tu branding?

¡Conoce mis servicios de branding para interioristas y decoradores pinchando aquí!

ESCRÍBEME Y RESERVA UNA REUNIÓN DE CONTACTO GRATUITA CONMIGO SI QUIERES QUE TE CUENTE COMO JUNTAS PODEMOS CONSEGUIR QUE TENGAS UN BRANDING REDONDO QUE TE AYUDE A atraer clientes de calidad.

Interiorismo y Marca personal: Cómo forjar una identidad auténtica y evitar errores comunes

Interiorismo y Marca personal: Cómo forjar una identidad auténtica y evitar errores comunes

Marca personal en interiorismo

Para tener una marca personal potente en el mundo del interiorismo, no hace falta ser agresivo ni llamar la atención. En realidad, lo que necesitas es tener una estrategia de marca y saber qué tienes que hacer y cómo para trabajar en ella y poder implementarla en el día a día.

La mayoría de las personas con las que hablo piensan que tener una marca personal potente es sinónimo de agresividad, lenguaje fuerte o malsonante, tener muchos seguidores en Instagram, llamar la atención, ser viral, ser famoso, etc.

¿Qué marcas personales te han venido a la cabeza cuando has leído esto? Pues a esas me refiero, y no hace falta que tu marca sea así si tú no vibras con esa forma de hacer.

1_ Qué necesita tu marca de diseño de interiores o tu marca personal para interioristas para ser potente

 

Una marca personal potente para interioristas, lo que yo llamo una marca redonda, tiene que ver con quién está detrás y con su esencia, con sus valores, su forma de ser, de pensar, de ver la vida e incluso de hablar. Con su forma de querer mejorar el mundo y cómo lo va a llevar a cabo con su negocio.

Solo hay una persona como tú, y solo va a haber una marca como la tuya.

Pero necesitas hacer un trabajo profundo de introspección, mirar hacia dentro, conectar con tu visión, con tu historia y ser consciente de ello para saber qué tienes que hacer para construirla y mostrarla externamente.

Si eres una persona directa, que dice las cosas como son, sin tapujos, que no se calla nada, tu marca debe reflejarlo, necesitarás una marca con mucho elemento fuego. Y estará perfecto que se vea reflejado en tus textos, en tu web, en tus imágenes e incluso en tus acciones de visibilidad y venta.

Pero si eres una persona calmada, espiritual, introvertida, tu marca deberá ser reflejo de esas características. Deberá comunicar acorde a tu esencia, desde la calma. Deberán predominar elementos como el agua o el aire.

Si trabajas tu marca personal, tu branding, y sabes cómo mostrarla externamente, el público confiará en tu estudio de interiorismo y te recordará más fácilmente porque conectaste con ellos emocionalmente, porque compartes sus valores y su forma de concebir el diseño o la vida, que porque llamaste su atención en un momento dado con un vídeo viral.

Te aseguro que hay marcas muy potentes que tienen mucho éxito y no cumplen ninguna de las características que te he nombrado al principio de este artículo ( lenguaje directo, malsonante, agresividad, etc.)

“La verdadera grandeza inspira respeto y admiración, no por el poder, sino por la autenticidad.”

– Oprah Winfrey

2_ El problema de tener una marca personal para interioristas o decoración agresiva si no forma parte de tu esencia

 

Si utilizas la agresividad a la hora de hablar o escribir con tu marca, y tú no eres así en tu día a día, lo que estás construyendo es un disfraz ➔ no tu marca personal.

Y puedes llevar un disfraz un tiempo, pero en algún momento o te cansarás o tendrás que quitártelo para echarlo a lavar. Si utilizas ese disfraz en las redes sociales, por ejemplo, cuando los clientes traten contigo en persona, se darán cuenta de que lo que ellos veían cuando te contrataron no se corresponde con la realidad. Y es ahí donde pueden empezar los problemas.

Te pongo un ejemplo. Ves un anuncio de algo que te interesa y decides comprarlo. Vas a la tienda, lo buscas, y cuando lo ves en persona… ¡tachan!, no se parece en nada a lo que te habían mostrado en la imagen publicitaria. En ese momento hay dos reacciones posibles: A) Te enfadas y decides no comprarlo B) O lo compras para probar, pero pensando que te han engañado

Lo mismo ocurre con tu marca. Si la gente se siente atraída por ella porque conecta con sus valores, por su forma de expresarse o por empatía. Y luego se decide dar un paso más allá y te piden presupuesto para un proyecto de interiorismo o te escriben un email o un mensaje privado y se encuentran con que quien está detrás no se corresponde con quién habían conectado, se sentirán decepcionados. Y puede que pierdas la venta, e incluso que se convierta en un hater.

“Recuerda, tu autenticidad es tu superpoder en este mundo creativo. ¡Úsala y muéstrala!”

– Helena Losada

3_ Consecuencias de tener una marca personal para interioristas o de decoración desconectada de tu esencia

Si muestras una marca que no va acorde con tu esencia puede haber varias consecuencias, y ninguna buena. Te cuento algunas de las más comunes:

3.A_ Confusión entre tu público

Si tu marca personal no refleja la verdadera esencia de tu empresa de decoración o interiorismo, puedes confundir a los clientes. Lo que podría llevar a crear expectativas no cumplidas y a una falta de confianza en la marca.

 

3.B_ Falta de coherencia = falta de profesionalidad

La coherencia es clave para construir una marca redonda. Si la marca personal no está alineada con tu esencia, los mensajes, el diseño y la comunicación en general van a carecer de coherencia. Lo que tiene como consecuencia que la marca se perciba como poco profesional.

 

3.C_ Dificultad para atraer a tu público objetivo más adecuado

Una marca de diseño de interiores o de decoración que no refleja su verdadera esencia: va a atraer al público equivocado.

Llegarán a ti clientes que no son los más adecuados para tu negocio, que buscan otro tipo de profesional, que no valoran tus servicios o clientes de los que se denominan tóxicos.

Lo que va a provocar que tus estrategias de marketing, comunicación y visibilidad no sean eficaces. Lo que tiene como consecuenciapocas ventas.

 

3.D_ Reputación dañada

Una marca personal desconectada de tu esencia puede provocar que la reputación de tu estudio de interiorismo o decoración se vea dañada a largo plazo. Ya sea por críticas negativas, por valoraciones públicas negativas en internet o por falta de recomendaciones debido a la disminución de la satisfacción de los clientes.

 

3.E_ Falta de autenticidad

La autenticidad es cada vez más importante en la industria de la decoración e interiorismo, y de los negocios creativos en general. Si tu marca personal es percibida como falsa o superficial, creará una imagen distorsionada de tu negocio. Puede haber una pérdida de confianza por parte de los clientes, pero también de otros profesionales del sector, lo que tendrá como consecuencia que no te contacten para colaboraciones, eventos o charlas, perdiendo esa oportunidad de visibilidad.

Si quieres saber más sobre cómo definir tu marca personal como decoradora de interiores o interiorista puedes leer el artículo «Cómo definir tu marca personal como decoradora de interiores» pinchando aquí

¿Lista para definir tu autenticidad única?

Escríbeme y reserva una Reunión de contacto gratuita conmigo  siq quieres que te cuente como juntas podemos conseguir que tengas esa marca redonda y auténtica que te ayude a posicionarte en el sector.

¿Por qué deberías especializarte si eres interiorista?

¿Por qué deberías especializarte si eres interiorista?

¿Por qué deberías especializarte si eres interiorista?

Si te pregunto cuál es la especialización como interiorista, ¿qué me responderías?

Lo primero, decirte, que hacer reformas integrales o ser empático con tus clientes y diseñar los espacios adaptándote a sus necesidades, NO es una especialización. Que es lo que la mayoría de interioristas me dicen cuando les pregunto en qué están especializados.

De hecho, estos dos puntos son los que más se repiten y que más tienen en común la mayoría de los estudios de diseño de interiores. Y no te puedes diferenciar y destacar sobre la competencia si haces lo mismo que todos.

En qué consiste especializarse

 

  • Especializarse va de ser diferente al resto porque te centras en un mercado muy concreto o en una disciplina en particular.
  • Consiste en destacar por encima de los demás porque dejas de ser generalista y pasas a ser el especialista en …[x].
  • Consiste en posicionarte en un lugar que nadie ocupa, o en el que hay muy pocas personas o profesionales compitiendo.
  • Consiste en escoger un enfoque concreto para centrarte en él y de esa manera conocerlo tan profundamente que seas una de las personas con más conocimiento sobre el tema. Lo que provoca que acudan a ti cuando alguien tiene un problema relacionado con tu expertise.

Si no te especializas, lo siento, pero al final tu estudio es uno más dentro de toda la cantidad de estudios de interiorismos que hay en el sector.

Y cuando eres uno más, el problema es que entras en el juego de competir por precio. Si no sabes mostrar al exterior ese algo especial que aportas diferente con tus proyectos, juegas en la liga donde gana el más barato. Entre dos opciones más o menos iguales, el cliente optará por la que menos le cueste.

Y entrar en ese juego es peligroso, a la vez que poco rentable. Y estoy segura de que, si has montado tu propio estudio de interiorismo (con lo que eso conlleva), es para por lo menos, ganar dinero y tener un margen que te permita vivir holgadamente y no solo trabajar y trabajar para pagar gastos.

Ventajas de tener un estudio de interiorismo especializado

 

Yo pienso que son todo ventajas. Pero quizá tú puedas pensar que si te especializas dejas fuera muchas opciones y que puedes perder posibles proyectos de interiorismo que te llegarían si fueras un profesional que hace un poco de todo.

En ese caso tengo una buena noticia, que te especialices no significa que te dejen de llegar ese tipo de proyectos. Seguirán llegando. Hay personas que te preguntarán si puedes diseñar su proyecto aunque tu especialización sea otra porque ven tu trabajo interesante o conectan con tu forma entender el diseño.

 Especializarte no descarta del todo otras opciones, sino que hace que seas más interesante para esos otros clientes porque te ven como un profesional diferente al resto, y además sirve de filtro para dejar fuera a clientes a los que les importa menos la calidad y más el precio.

 

Si no te he convencido todavía, te voy a contar las ventajas:

 

  • Te posiciona como un referente y te ayuda a destacar por encima del resto de profesionales.
  • Te sirve de apoyo para poder subir tus tarifas porque no es lo mismo contratar a un profesional genérico que a un especialista en [X], por el que las personas estamos dispuestas a gastar un poco más.
  • Cuando te especializas los procedimientos se simplifican, podrás estandarizar procesos, servicios, presupuestos, … Reduciendo el tiempo y ganando agilidad. Y ya sabemos que al final el tiempo = a dinero.
  • Y además como consecuencia, la experiencia del cliente mejorará porque la tendrás más controlada y podrás poner foco en aquellas fases que te interesen.
  • Al especializarte en algo concreto comienzas a conocer los posibles problemas que puedas surgir por adelantado. Lo que te ayuda a en algunos casos a minimizarlos, evitarlos e incluso a darles un nuevo enfoque y convertirlos en ventajas o en puntos que funcionen a tu favor. Por ejemplo, hay veces que una estancia con una columna o un pilar central puede ser un quebradero de cabeza de primeras, pero con un buen diseño puede convertirse en el elemento principal de la estancia alrededor del que gire todo lo demás. Siguiendo este ejemplo, puedes aplicarlo a cualquier problema que pueda surgir. Si este tipo de problemas son algo que estás acostumbrada a ver tendrás la solución de antemano y no lo verás como un problema.
  • Centrándote en una disciplina o en un mercado concreto comienzas a conocer mejor a tus clientes, lo que te permite adelantarte a sus necesidades, sus objeciones, sus deseos. Servirá para que puedas crear un mensaje más directo. Y todo ello te ayudará a dar un mejor servicio y a poder personalizar mucho más tu marketing, los textos de tu web, el contenido de tus redes o tus campañas de publicidad.
  • Te dará mayor visibilidad dentro del sector, especialmente a nivel online.
  • Te ayudará a atraer clientes más cualificados que no buscan el presupuesto más barato, sino que aprecian tu trabajo y te contratan por el valor que aportas extra frente a la competencia. 
  • Será más fácil estar al día de las novedades, conocer los últimos avances y poder investigar y profundizar, porque se acota el área de conocimiento.
  • El cliente que llegue buscando tus servicios estará más concienciado, preparado e informado y tendrá claro que lo que tú ofreces es lo que necesita. Evitando esas personas que van buscando un interiorista, pero no saben bien lo que quieren ni en qué consiste el diseño de interiores.
  • Te posiciona un peldaño por encima de la competencia y dejas de competir al mismo nivel porque ya perteneces a otro escalón diferente.
  •  Y si eliges una especialización que además te gusta y te motiva, podrás realizar proyectos con los que disfrutarás más trabajando.
¿Por qué deberías especializarte si eres interiorista?

T¿Quieres encontrar tu especialización como interiorista?

 

Así que si crees que para diferenciarte debes encontrar tu especialización, voy  a contarte cómo puedes definirla de una manera sencilla.

Coge papel y boli porque se trata de un ejercicio muy práctico 👇🏻

 

01_   Escribe en un papel las disciplinas con las que estás más familiarizada, ya sea porque tienes experiencia con ellas o porque tienes conocimiento sobre el tema. No dejes nada fuera, apunta hasta la cosa que te parezcan más básicas, es una primera lluvia de ideas.

02_ Después sepáralas en 3 columnas:

  1. Con las que más disfrutas
  2. Las que más dominas técnicamente
  3. Las que tiene más demanda

Puedes repetir una disciplina en varias columnas si es necesario. Un ejemplo:

 

Ejercicio para especializarte si eres interiorista o diseñador de interiores

03_ Por último, debes encontrar el punto en el que las 3 columnas anteriores se unen. O esa disciplina que se repite en las 3 columnas.

Es decir, esa disciplina que dominas, con las que más disfrutas y que además tiene demanda.

Esa será la base de tu especialización

¡Enhorabuena!, ya tienes un primer borrador de la especialización que deberías elegir para tu estudio de diseño de interiores.

Ahora solo tienes que trabajar sobre ello, terminar de definirlo, ver si es factible y ponerlo en marcha 💪🏻

 

Este sería el resultado final de nuestro ejemplo:

 

Ejercicio para especializarte si eres interiorista o diseñador de interiores

La especialización es uno de los puntos que más trabajamos dentro del proceso de branding. En una de las patas principales que debe tener una marca y que deben estar bien asentadas para después trabajar el resto de pilares que debe tener un estudio de interiorismo o decoración.

Si quieres que te ayude a definir la especialización de tu estudio de interiorismo o de tu negocio de decoración puedes  solicitar una Sesión de Valoración ¿Nos tomamos un té y me cuentas?, y en una videollamada de 30 minutos te cuento cómo podría ayudarte con mis servicios de branding.