Para qué necesitas tener varias versiones de tu logo de diseño de interiores. Y cómo harán que tu marca tenga una imagen profesional

Para qué necesitas tener varias versiones de tu logo de diseño de interiores. Y cómo harán que tu marca tenga una imagen profesional

Para qué necesitas tener varias versiones de tu logo de diseño de interiores. Y cómo harán que tu marca tenga una imagen profesional

Si tienes varias versiones de tu logo de diseño de interiores, tendrás las herramientas necesarias para que tu marca se vea profesional allá donde vaya. Evitará que te encuentres en situaciones donde no se adapte bien al formato donde debe ir ubicado, evitarás que se deforme o que se convierta en una masa de color que no se entienda porque tendrás una opción para cada lugar y momento.

Además, tendrás opciones para jugar con él y crear elementos decorativos de apoyo que enriquecerán la imagen visual de tu marca haciendo que sea fácil de recordar y se quede en la mente de quien lo vea para que acudan a ti cuando necesiten un profesional del diseño de interiores. 

Es importante que tu marca sea coherente, tenga un aspecto profesional y para ello tu logo de diseño de interiores no debe aparecer deformado, pixelado, borroso o con otros colores que no sean los corporativos.

Te cuento cuáles son las versiones principales que deberías tener de tu logo de interiorismo para que te ayude a dar esa imagen profesional a tu estudio:

 

El logotipo principal

Como dice su nombre, será la cabeza visible de tu marca, el que contiene más información y que representa a tu estudio de interiorismo de la manera más completa. Y como tal, deberás utilizarlo en la mayor parte de los casos a la hora de representar a tu marca. Solamente evita utilizarlo en estos casos concretos:

  • Si el formato no permite situarlo en un espacio determinado sin deformarlo. Por ejemplo, si es muy alargado, y tiene que ir en un espacio cuadrado (¡nunca lo deformes!). Deberías tener un logo secundario más cuadrado para emplear en estos casos.
  • Si va a estar en un tamaño muy reducido dificultando su lectura, en ese caso debes usar el pictograma o la versión secundaria si se adapta bien.
  • Si va a ir en un soporte que no admite colores, y va a ser publicado en blanco y negro o en escala de grises. – En ese caso debes usar la versión en blanco y negro
  • Si va a ir situado sobre un fondo de color o estampado – Lo mejor será usar la versión en negativo.

El logotipo con tagline

El logotipo principal puede ir acompañado de una tagline o frase, de la fecha de creación de la empresa, o incluso de un lema.
No es obligatorio. Hay marcas que incluyen el tagline en su logo principal, y no tienen versiones sin él; y otras prefieren, por sus necesidades, tener una versión de cada.

El logotipo secundario

Será una versión resumida del principal y te servirá para usarlo en las ocasiones en las que no es aconsejable utilizar el primero. Generalmente, tiene un formato diferente al principal, puede ser más alargado o más cuadrado, para cubrir todas las opciones de uso que puedan surgir. Y en ocasiones contiene menos texto para adaptarse mejor a tamaños pequeños.

Versiones de un logotipo

El pictograma, brandmark, icono o isotipo

Es una versión del logo en la que solo se muestra la parte gráfica, sin texto. Sería el icono representativo de la marca. Se suele utilizar para pequeños formatos o a modo decorativo.

Algunos de los usos más comunes son:

 

  • Para los sellos tampográficos
  • Como elemento decorativo por sí solo o para crear estampados.
  • Para el favicon de tu web (el pequeño iconito que sale en la pestaña del navegador).
  • Como representación visual resumida para múltiples usos (embalajes, precintos, fondos de pantalla, marca de agua para las fotos, etc.).
  • Como imagen de perfil o avatar en redes sociales.

Cada marca de decoración o de diseño de interiores es única y diferente, y su logo también debe serlo

La versión en blanco y negro

Habrá ocasiones en las que necesites reproducir el logo en un soporte donde no se pueden utilizar colores, y donde por obligación debe ir en blanco y negro. Por ejemplo, si saliera en un periódico. En ese caso deberás tener una versión diseñada especialmente para ello. Ya que, si por ejemplo, lleva colores muy similares o degradados, puede que, al pasarlo a escala de grises de forma automática, no funcione bien o se convierta en una masa negra y deje de leerse.

Para evitarlo se diseña una versión en blanco y negro donde se cuida que el aspecto sin color sea el más adecuado respetando la esencia del logo.

La versión del logo en negativo

Igual de importante que los anteriores es tener un logotipo para utilizar sobre fondos de color. Es decir, como debe ser la versión en negativo (en color blanco). Puedes encontrarte en una situación en la que tengas que colocar tu logo de diseño de interiores sobre un fondo plano de color o incluso sobre una imagen o un estampado. En este caso debes tener muy claro qué versión emplear para que contraste y evitar que se pierda en el fondo.

Para estas ocasiones se crea una versión en negativo, es decir, el logo en color blanco. Se diseña teniendo en cuenta que se lea bien y no se pierdan detalles o elementos al situarse sobre fondos de color.

Estas serían las versiones básicas de un logo de diseño de interiores genérico al uso. Pero cada marca es un mundo y hay ocasiones en las que se puede jugar con las diferentes versiones dependiendo de los usos concretos del negocio e incluso hacer alguna más. Pero te aconsejo que siempre tengas estas cinco muy presentes porque te ayudarán en el día a día y conseguirán que tu estudio se vea profesional, tenga una imagen coherente y se quede en la memoria.

 Si necesitas conocer los beneficios de tener un logo de diseño de interiores profesional te invito a leer este artículo

¿Tu logo de diseño de interiores tiene todas las versiones que necesitas para que se vea profesional?

¿Qué es el branding?

¿Qué es el branding?

¿Qué es el branding?

El branding es algo más que un logotipo

Cuando oímos hablar de la palabra branding generalmente pensamos directamente en la imagen visual de una marca, o más concretamente en su logotipo. Pero es un concepto erróneo. Ya que el branding es mucho más que el logo, este es solo una pequeña parte.

Branding, de la palabra inglesa “brand”, que significa marca, abarca un concepto muy amplio y quizá un poco abstracto. Se centra en la creación de valor de una marca mediante la conexión con el cliente. Por lo que el branding va más allá de la simple imagen, se compone de una estrategia previa que debe aplicarse en todos los aspectos, desde la imagen visual, la experiencia de compra, la experiencia de usuario en la página web, etc.

Por lo que el branding consiste en definir cada uno de los elementos que forman una marca para comunicarlos al público de la manera adecuada. Lo que creará un vínculo emocional de la marca con el cliente. La experiencia pasa a convertirse en el elemento fundamental, y ésto se consigue a través de una buena estrategia de branding.

¿Por qué es importante tener un buen branding?

Un branding sólido y coherente hará que tu marca sobresalga y persista en la mente del consumidor. Un buen branding te ayudará a conseguir:

  • Una marca reconocible 

El reconocimiento visual inmediato es uno de los beneficios más destacables. Y esto se consigue no solo con un buen logotipo, sino con una imagen coherente y unificada de todos los elementos.

A todos nos viene a la cabeza el logo de Coca-cola o de Apple y automáticamente pensamos en su producto estrella, en su filosofía o en su calidad.

  • Diferenciación frente a la competencia

Un buen branding conseguirá mostrar tu propuesta de valor lo que hará que te diferencies de la competencia por lo que eres u ofreces.

  • Llegar al cliente ideal

Otro aspecto importante del branding debe ser la conexión emocional con el consumidor. Definir bien quién es tu cliente ideal para dirigirte a él de una forma directa con su lenguaje, conociendo sus gustos ayudará a crear un conexión que hará que se identifique con tu marca y se sienta afín a ella.

  • Credibilidad y profesionalidad

Una buena estrategia de branding conseguirá que de cara al consumidor tu marca se vea sólida, lo que generará confianza en el público ayudándote a sobresalir y creando una marca que recordar y recomendar.

Branding

Diferencias entre branding e Identidad visual corporativa

Es muy común que estos dos conceptos sean confundidos o utilizados indistintamente, pero en realidad no son lo mismo.

La identidad visual está englobada dentro del branding, es un elemento más de éste. Es la parte más conocida y visual, se trata del diseño de todos los elementos gráficos de la marca: el logotipo, los colores corporativos, las tipografías, el estilo de imágenes,…

Es decir, el branding será el conjunto global de tu marca donde estarán definidos todos los valores de tu marca, la esencia de ésta, que se mantendrá a lo largo de la existencia de la marca. Y la identidad visual será la representación visual, el diseño, de todos esos elementos, que podrán variar o evolucionar a lo largo de los años para actualizarse o adaptarse.

Estrategia de branding

Se puede decir que el elemento fundamental de un buen branding es una sólida estrategia. Será la base de todos los elementos posteriores, el diseño, el marketing, la comunicación, …

En ella deberán estar definidos elementos como:

  • Los valores de la marca
  • El público objetivo
  • El sector o nicho
  • La propuesta de valor
  • El tono de comunicación
  • El nombre de marca

Por ello es fundamental para diseñar una buena Identidad Visual basarse en una sólida estrategia de marca que defina previamente los pilares para que el diseño de todos los elementos que la representen sean coherentes y muestren su esencia. 

Si tienes un logotipo bonito, pero no hay detrás una buena estrategia, éste no cumplirá su función porque no comunicará todo lo que hay detrás de la marca y no se dirigirá al público adecuado, pasando desapercibido entre la competencia. 

Por ese motivo es fundamental armar un buen branding donde se parta de una estrategia de branding que se vea reflejada posteriormente en el resto de elementos como el logotipo, los colores, las tipografías, el tono de voz, el tipo de imágenes, los documentos corporativos, la web o las redes sociales, entre muchos otros.

Y tu marca ¿tiene un buen branding o tan solo un logotipo que la representa?

¿Qué es un Manual de Identidad Visual Corporativa?

¿Qué es un Manual de Identidad Visual Corporativa?

¿Qué es un Manual de Identidad Visual Corporativa?

Y qué debe incluir …

Un Manual de Identidad Visual Corporativa es el manual donde se indican los criterios gráficos de aplicación de una marca y su correcta utilización. Es decir, donde se explica detalladamente el uso del logotipo y toda la imagen visual que se desarrolla a su alrededor (colores corporativos, tipografías, estilo de imágenes,…).

También denominado comunmente Manual corporativo, aunque no es el término correcto, puede ser muy básico y solo contener la información relativa al logotipo y sus variantes, los colores corporativos y las tipografías; o puede ser un documento muy elaborado que contenga desde la papelería corporativa a la rotulación de los vehículos.

Si eres emprendedor y estás comenzando con tu empresa quizá solo necesites un manual corporativo sencillo donde se estipulen las pautas gráficas principales de la marca, y poco más. Con los años podrás ir ampliándolo según las necesidades y el crecimiento del negocio. 

Pero es fundamental que cuando te plantees encargar el diseño del logotipo de tu negocio pienses en que este vaya acompañado de un Manual Corporativo. Evitarás muchos problemas en el futuro a la hora de que tu imagen sea reproducida en los diferentes soportes de la forma correcta.

Manual corporativo clínica estética Aranphi
Ejemplo de Manual Corporativo básico creado para la Clínica de estética Aranphi.

La mínima información que debe contener un Manual de Identidad Visual Corporativa es la siguiente: 

  • Logotipo principal
  • Versiones del logotipo. Variaciones del logo si las hubiera
  • Versión en blanco y negro del logotipo.
  • Colores corporativos. Colores que representan la marca, tanto principales como secundarios junto con sus códigos de color exactos para una correcta reproducción en los diferentes medios. Generalmente se suele componer de 1 ó 2 colores principales y 1 ó 2 colores secundarios o de apoyo, siendo por norma general uno de ellos un color neutro.
  • Tipografías corporativas. Se definirán las fuentes tipográficas utilizadas por la marca en los diferentes usos, ya sea en documentos internos de la empresa como en usos publicitarios.
    Por norma general se suelen incluir un par de tipografías corporativas. Una fuente para utilizar en títulos, mensajes o frases cortas. Y otra tipografía de fácil lectura para grandes masas de texto que se utilizará en documentos internos y textos amplios. 
Manual Corporativo Ergosalud

Un ejemplo de Manual de identidad corporativa intermedio podría ser el siguiente:

  • Logotipo principal. Construcción gráfica del logotipo (construcción geométrica del logotipo)  y área de respeto (área blanca alrededor del logo que debe respetarse para su correcta visualización sin que interfieran elementos externos)
  • Versiones del logotipo. Variaciones del logo en función del color sobre el que esté situado / diferentes versiones dependiendo del formato o el tamaño al que sea utilizado
  • Versión en blanco y negro del logotipo.
  • Tamaños mínimos de reproducción. 
  • Uso correcto e incorrecto del logo. 
  • Colores corporativos. Al igual que en un manual básico, los colores deben estar bien definidos  con sus códigos de color. Este apartado no debería variar mucho con respecto a un manual sencillo.
  • Tipografías corporativas. Se definirán las fuentes tipográficas utilizadas por la marca, pero en este caso pueden llegar a detallarse desde los tamaños que se deben utilizar en los diferentes soportes a cómo deben utilizarse elementos como la negrita o la cursiva en los textos y documentos.
  • Aplicaciones digitales y Redes sociales.
  • Papelería corporativa. En este apartado se recogerán las indicaciones para las diferentes aplicaciones de la marca en los soportes corporativos como tarjetas de visita, facturas, albaranes, sobres, papel de carta, etc. Puede desarrollarse tanto como sea necesario según las necesidades de la empresa.

Dependiendo del tamaño de la empresa éste puede ser un manual independiente o puede estar incluido dentro del Manual de identidad corporativa, qué es el documento donde se definenlos criterios de uso en los diferentes medios de la marca.

Además de los elementos gráficos, es decir el manual de identidad visual, el Manual de identidad corporativa debe incluir otros criterios como el estilo o el tono en los que deben escribirse los textos, la filosofía de la empresa, la estética visual de las imágenes o de los medios audiovisuales o las aplicaciones del logo sobre los diferentes soportes.

En Manuales de Identidad Visual más elaborados los apartados que ya he descrito anteriormente se desarrollan en profundidad, siendo tan amplios como grande sea la empresa.

En Manuales más complejos puede incluirse el uso del logotipo sobre uniformes, rotulación de vehículos, banderolas, regalos publicitarios o merchandising. 

Hay grandes empresas, que tienen sus Manuales de Identidad Corporativa colgados de forma pública para poder ser consultados, como por ejemplo la NASA o Heineken. Estos serían unos ejemplos de Manuales de Identidad Corporativa bastante amplios.

Tener un buen Manual de Identidad Visual de tu marca es fundamental para tener una guía donde estén unificados los criterios gráficos de la empresa.

 

Pero no es solo importante a nivel interno, sino que lo será también a nivel externo de cara a proveedores o empresas colaboradoras. Si por ejemplo vas a participar en un congreso y tu logotipo va a aparecer en diferentes flyers, carteles y presentaciones es fundamental que les envíes tu Manual junto a tu logotipo para que lo utilicen de la forma correcta y no lo distorsionen o lo cambien de color o forma. Si tienen una guía de estilos gráficos sabrán como utilizarlo y dónde no pueden colocarlo para no dañar la imagen de tu empresa, ellos te lo agradecerán porque les facilita el trabajo y tu imagen aparecerá de la forma correcta.

Además a lo largo de los años adquirirá mayor importancia y te ahorrará tiempo. A lo mejor cuando comenzaste con tu empresa no necesitabas mucho más que un logo, pero con el paso del tiempo puede que gracias al éxito veas como se amplía y quizá necesites un departamento de diseño. Si tienes un Manual de identidad corporativa bien definido y que haya ido creciendo a lo largo de los años con la empresa el nuevo responsable de diseño tendrá todas las pautas bien descritas en él y podrá comenzar a trabajar desde una base sólida.

El Manual de Identidad Visual Corporativa es el manual donde se indican los criterios gráficos de aplicación de una marca y su correcta utilización

Manual de identidad corporativo, branding,… ¿Qué son?

Manual de identidad corporativo, branding,… ¿Qué son?

Manual de identidad corporativo, branding,… ¿Qué son?

Elementos que componen una marca

¿Eres emprendedor, estás arrancando, y no sabes por dónde comenzar con el diseño de tu imagen? ¿has leído un montón de conceptos pero te cuesta entender bien a qué se refiere cada cosa? ¿sabes qué es un Manual de identidad corporativa? No te preocupes, te explico de forma sencilla los conceptos básicos que componen una marca y qué necesitas saber si estás comenzando.

Generalmente, cuando emprendemos, una de las primeras cosas en las que pensamos es en el nombre de nuestro negocio o empresa, pero es igual de fundamental crear una imagen de marca que lo acompañe. Y puede que hayas leído cosas sobre ello, conceptos como imagen de marca, manual de identidad visual, logotipo, branding o naming. Te voy a explicar de una forma sencilla unos conceptos básicos para que sepas por dónde comenzar y puedas decidir qué es lo que tu negocio necesita.

esquema branding

 

 

 

 

 

Naming

Se podría definir como el proceso de elección del nombre para una marca a través de diferentes estrategias y técnicas. Hay empresas especializadas en ello que pueden ayudarte si lo necesitas.

Logotipo

Es la representación gráfica de una marca en forma de símbolo.

Está formado por imágenes o letras, que hace que el consumidor la identifique visualmente. Debe resumir y condensar la identidad corporativa de forma gráfica.

Tener un logotipo profesional aporta muchos beneficios, entre ellos: profesionalidad y credibilidad, reconocimiento visual inmediato, ayuda en la comunicación, etc. 

Además es importante que quien diseñe tu logotipo te lo entregue en formato vectorial para evitar problemas futuros de tamaño o de impresión en los diferentes soportes.

Existen varios tipos de logos según sea su diseño: Logotipo, Imagotipo, Isotipo e Isologo.

Branding

Es el proceso de construcción de una marca.

No sólo gráficamente, sino que agrupa todas las acciones que se realizan para afianzar una marca. Desde el nombre, el logotipo, los valores, el plan de acción e incluso las sensaciones que tiene el consumidor de esa marca.

Al final, es la relación que queda entre la marca y el cliente y todo lo que esto conlleva tanto visual como psicológicamente.

Podéis encontrar sitios donde definan el branding como el diseño gráfico de una marca, pero es un concepto bastante extendido que no es correcto ya que el branding es un concepto mucho más amplio.

BRANDING

Identidad + Nombre + Imagen gráfica + Valores de la empresa + Plan de acción

Identidad corporativa

La identidad corporativa está formada tanto por los elementos estéticos gráficos (la imagen corporativa, logotipo, etc) como por una parte intangible formada por  los valores y la filosofía de la empresa.

La diferencia entre identidad corporativa e imagen corporativa puede ser un poco confusa. Pero podríamos decir que la segunda es la aplicación gráfica de la primera.

IDENTIDAD CORPORATIVA

Elementos gráficos (imagen corporativa) + Valores de la empresa

Imagen corporativa

Está compuesta por los elementos visuales de una empresa.

Entre ellos está el logotipo, la tipografía, los colores corporativos, etc. 

Son los elementos gráficos que hacen visual a una empresa y que crean un recuerdo visual en el espectador para que lo asocie con la marca.

A veces se cree que con un logotipo es suficiente, pero es necesario definir, alrededor de un logotipo, otros elementos como los colores corporativos o las tipografías para que la comunicación sea completa y no haya errores. Por ejemplo, si a la hora de imprimir el logotipo sobre unas tarjetas o un cartel no se tiene el color corporativo exacto, éste puede variar de unas impresiones a otras creando confusión en el consumidor. O, si cada vez se utiliza un tipo de letra, el usuario no lo asociará con la marca creando confusión y dando aspecto de poca profesionalidad.

Imagen corporativa - logotipo

Manual de Identidad Visual corporativa

Es el Manual donde se recogen los criterios gráficos básicos de la marca y su correcta aplicación (donde se define la imagen corporativa).

Se indican las versiones del logotipo, sus proporciones, el área de respeto, los usos correctos e incorrectos del logo, los colores corporativos, las tipografías de la marca, etc. 

Puedes encontrar versiones básicas donde solo se indiquen los colores y las tipografías corporativas, o manuales más completos donde se detallan desde los tamaños mínimos a los que puede reproducirse el logotipo, a las pautas a seguir en la rotulación de vehículos.

Es fundamental saber como debe y no debe usarse un logotipo, sobre qué colores puede situarse y sobre cuáles no, para que su visualización sea correcta y su lectura no se vea interferida. El diseñador tiene en cuenta todos estos elementos a la hora de crear un logotipo por lo que es fundamental conocerlos para evitar errores de legibilidad al utilizarlo sobre diferentes soportes o tamaños.

Manual de identidad corporativa

En el Manual de identidad corporativa es una guía de referencia donde se concretan los criterios básicos de la marca para su uso en los diferentes medios ya sea de forma interna como externa.

Se integran tanto las indicaciones de uso de los elementos gráficos (el Manual de Identidad Visual corporativa), como las instrucciones concretas de estilo o el tono en la redacción de textos, la estética visual de las imágenes a utilizar o las pautas a seguir en medios audiovisuales o redes sociales.

Digamos que es una ampliación del Manual de identidad Visual corporativa que puede ser tan amplio como la empresa necesite.  Y que será un guía imprescindible tanto a nivel interno como externo para asegurar que tu marca se represente de la forma correcta y no sufra variaciones. Si por ejemplo, envías tu logo para que lo incluyan en una publicación externa o a una imprenta para que te impriman unas tarjetas nuevas deberás enviarles el Manual de Identidad para que sepan cuales son las pautas a seguir.

Las necesidades de cada empresa dependen del tipo y tamaño del negocio, y de los objetivos.

Pero después de varios años de experiencia yo recomendaría como mínimo al comenzar, en cuanto a diseño, tener un Manual Corporativo básico que incluya un logotipo y sus posibles variantes, los colores y las tipografías corporativas.

Quizá con los años sea necesaria ampliarlo e incluir nuevos elementos. Pero para comenzar y tener una imagen visual sólida de partida es fundamental definir bien una imagen corporativa aunque sea sencilla al principio. A partir de ahí se podrá desarrollar cualquier elemento visual que necesite la empresa, desde carteles, rótulos, tarjetas de visita o flyers a incluso la decoración del local o el aspecto de las redes sociales. Teniendo claros los colores, las tipografías y el logotipo todo girará en torno a estos elementos y se conseguirá una base visual firme que aportará profesionalidad y que te podrá acompañar durante años.

 

You have Successfully Subscribed!